Croacia Destinos

¿Qué ver en Zadar? Nuestra primera parada en Croacia

La ciudad de Zadar fue galardonada como Mejor Destino Europeo 2016 por la European Best Destination. Esta organización trata de promover el turismo en Europa y son los propios viajeros los que votan el mejor destino. Hoy contamos qué ver en Zadar.

Nosotros tuvimos muy poco tiempo para descubrir a fondo la ciudad, ya que la utilizamos de campamento base para conocer el Parque Nacional de Plitvice, y los dos días que estuvimos prácticamente solo la vimos de noche. Esta vez no tenemos muchas fotos, pero si volvemos a Croacia, prometemos que Zadar volverá a ser una parada obligatoria.

¿Cómo llegar a Zadar?

Coche

En nuestro caso llegamos en coche desde Bled (Eslovenia). El viaje dura 4 horas y media y tardamos muy poco en coger la autovía que pasa por Zadar.

En la frontera tuvimos unos 20 minutos de atasco. A nosotros nos tocó enseñar el DNI y responder algunas preguntas sobre nuestro viaje. Suponemos que les resultó un poco raro ver a unos españoles conduciendo un coche austriaco cruzando la frontera de Eslovenia a Croacia, pero enseguida nos dejaron pasar.

Alquiler de Coche
Si pensáis alquilar un coche, os recomendamos buscarlo por Rentalcars ya que te compara todos los precios de las compañías más conocidas y al ser parte de Booking ofrece bastantes garantías y opciones de cancelación.

En el peaje pagamos 15€ (107 Kunas) y si no os importa pagar con tarjeta de crédito tratad de buscar los carriles que solo permiten el pago con tarjeta, porque los que permiten pagar con efectivo suelen estar más congestionados.

Autobús

En el caso de que no dispongáis de coche, tenéis multitud de conexiones en autobús con las ciudades más importantes de Croacia (Split, Dubrovnik, Zagreb, etc.).

Una vez que lleguéis a la estación de autobuses de Zadar, tendréis que cruzar la carretera para esperar el autobús que os lleva al casco antiguo. El precio del billete de ida hasta la ciudad es de 1,40€ (10 kn) y el de ida y vuelta de 2,20€ (16 kn).

Avión

Entre febrero y septiembre, desde España tenéis conexión directa con la aerolínea Vueling desde Barcelona. Desde Madrid, a pesar de que no hay vuelos directos, tenéis multitud de opciones haciendo escalas muy cortas en Zagreb o Roma.

Buscar vuelo
Os recomendamos utilizar el buscador de vuelos Skyscanner que permite también buscar aeropuertos cercanos y funciona muy bien.

Tren

Zadar no cuenta con una red ferroviaria conectada con el resto de las ciudades croatas, por lo que desde Croatia Railways han organizado un nuevo servicio de autobús que llega desde la estación de tren de Zadar hasta Knin. Desde aquí se puede tomar el tren hasta otras ciudades como Zagreb o Split.

Barco

El puerto de Zadar está al otro lado de la muralla del casco antiguo, por lo que se puede llegar andando sin ningún problema a la ciudad. Además de los ferrys de la compañía pública Jadrolinija que conectan la ciudad con Ancona (Italia), Zadar también es una parada estrella en los cruceros que navegan desde Venecia hasta Grecia haciendo paradas en Croacia.

¿Dónde dormir en Zadar?

En Zadar tenéis multitud de opciones de alojamiento y todo está bastante orientado al turismo, así que es fácil que encontréis algo acorde a vuestros gustos 🙂

Descuentos en Booking
¡Os regalamos 15€ de descuento en Booking y 25€ de descuento en Airbnb!

Nosotros nos alojamos en los Zadar Luxury Rooms. Pagamos 55€ por cada noche y estuvimos dos. Además de ser una estancia bonita y muy limpia, la ubicación era perfecta. Tan solo una calle lo separaba de la catedral, unos dos minutos andando como mucho y muy cerca de todas las cosas que hay que ver en Zadar.

La dueña de la casa estuvo muy pendiente de nosotros, y cuando llegamos nos explicó todo a la perfección. Nos ofreció un mapa y nos señaló los mejores qué ver en Zadar y sitios donde comer, aunque en esto último al final no le hicimos mucho caso.

A pesar de que estaba en pleno centro, en la habitación no se escuchaba nada el bullicio. Tan solo un poco la música del bar de abajo que nosotros cuando llegábamos por la noche ya había parado.

¿Dónde aparcar en Zadar?

El primer día llegamos a Zadar por la tarde y nuestro alojamiento no tenía aparcamiento. Sabíamos que estaba muy céntrico así que aparcamos el coche en un parking que hay al lado de la iglesia de San Donato. El precio era de 10 Kunas la hora.

Aquí cometimos el primer fallo del viaje, ya que la mayoría de los parquímetros solo aceptan kunas en monedas y todavía no habíamos cambiado nada de dinero (algunas máquinas del centro si cogían billetes, pero en este caso no). Por suerte, justo en la esquina había una tienda con una vendedora muy simpática que nos cambió euros por kunas a buen precio.

En total pagamos 6’50€ (45 Kunas) el primer día, ya que por la noche era gratis y al día siguiente madrugamos mucho para ir a Plitvice y no tuvimos que pagar.

El segundo día, cuando volvimos de Pltivice, la entrada al casco histórico tenía bastante tráfico, así que decidimos utilizar otro parking diferente que hay en una de las entradas a la ciudad e ir caminando hasta el centro. En este parking nos gastamos 4€ (30 Kunas) por unas tres horas. Por la tarde lo volvimos a llevar al de la catedral y nos gastamos unos 9€ (65 Kunas) más.

¿Qué ver en Zadar? Su espectacular Puesta de Sol

El mismísimo Alfred Hitchcock aseguró que la puesta de sol en Zadar es la más bonita del mundo, así que los dos días que pasamos en esta ciudad, aprovechamos para descubrir si esto realmente era cierto.

Órgano del mar

El primer día optamos por ver la puesta de sol sentados en un hueco de la escalera del Órgano Marino.

En el año 2005 se construía este proyecto en el que se colocaron 35 tubos en el suelo del muelle que, cuando el movimiento del agua del mar empuja al aire, hace que suenen siete acordes que varían según el tamaño y la velocidad de las ondas.

El concepto de escuchar los diferentes sonidos que se producen gracias a la energía del mar, puede resultar a priori bastante alucinante. Sin embargo, cuando llevábamos un rato sentados la verdad que el sonido nos acabó saturando y cuando terminó de ponerse el sol ya estábamos desesperados por movernos.

Organo-Marino-Zadar

Saludo al sol

En nuestra segunda puesta de sol en Zadar, decidimos alejarnos un poco del Órgano del Mar y nos situamos más cerca de las instalaciones de “Un saludo al sol”, unos paneles solares que cuando comienza a atardecer emiten un juego de colores que dejan una estampa muy divertida y original.

Puesta-de-Sol-Zadar

¿Qué ver en Zadar?

Casco antiguo

Uno de los imprescindibles que ver en Zadar es el casco antiguo de la ciudad, antigua Zara, que se encuentra ubicado en una pequeña península que se adentra en el mar Adriático, y que cuenta con 4 kilómetros de largo y apenas medio kilómetro ancho. La circulación de los coches rodea la península en sentido circular, y el centro se queda completamente peatonal.

Iglesia-Zadar

Zadar aun conserva su esencia histórica gracias a sus reliquias como el Foro Romano o sus iglesias medievales, a pesar de que cuenta con locales de lo más cosmopolita por todas partes.

Suponemos que esto es algo que se puede recomendar para todas las ciudades, pero de verdad que merece la pena hacer un esfuerzo y madrugar mucho para ver Zadar al amanecer. Nosotros nos levantamos a las 6 de la mañana para ir al Parque Nacional de los lagos de Pltivice. El madrugón mereció la pena porque nos permitió ver el centro absolutamente vacío y con una luz mágica que iluminaba sus edificios de piedra blanca. Fue una de las mejores experiencias del viaje.

La Iglesia de San Donato

Esta iglesia es el símbolo de la ciudad y fue fundada a principios del siglo IX. Está pegada a la catedral y se caracteriza porque aún mantiene su forma circular típica de la época bizantina en Dalmacia. Primero fue bautizada con el nombre de ‘Santísima Trinidad’, pero en el siglo XVIII se modificó en memoria de un famoso obispo. De las cosas qué ver en Zadar es un imprescindible.

Nosotros no llegamos a entrar a la iglesia, pero es fácil encontrarla abierta ya que en verano su horario se extiende entre las 09:00 y las 22:00. La entrada cuesta casi 3€ (20 kunas).

La catedral de Santa Anastasia

Se trata de la catedral más grande de Dalmacia. Fue construida entre los siglos XII y XIII sobre una antigua basílica paleocristiana. Su fachada, formada por bloques de piedra blanca, es lo más característico de la catedral. La entrada es gratuita.

La torre del campanario está separada de la iglesia y dicen que es otro de los imprescindibles que ver en Zadar. Se puede subir para contemplar las vistas de la ciudad por 2€. Dicen que las vistas merecen mucho la pena, pero nosotros no tuvimos tiempo de subir, así que no os lo podemos confirmar.

Catedral-Zadar

El Foro Romano

El Foro Romano de Zadar es el más grande del Adriático. Fue construido entre los siglos I a.C y III d.C.

Se trataba de la plaza principal de la ciudad en la época romana, y aun conserva lo que era un templo dedicado a Júpiter, Juno y Minerva. También se conserva la “columna de la vergüenza” donde se encadenaba a las personas que cometían delitos menores que no eran castigados con la muerte.

Sorprendentemente, está permitido tocar y sentarse en las piedras del foro, por lo que es habitual ver a la gente sentada contemplando la plaza y comiendo helados.

La Kalelarga

Se trata de la calle más antigua de Zadar y concentra la mayor parte de la actividad comercial de la ciudad. Está llena de cafeterías, heladerías y tiendas de souvenirs. Todo muy enfocado al turismo.

Su nombre real es Široka ulica, aunque todo el mundo la conoce como la Calle Larga. Antes o después acabaréis pasando por ella ya que es la calle más larga de la ciudad,y cruza todo el centro.

La plaza de los Cinco Pozos

Los cincos pozos fueron construidos por los venecianos durante el siglo XVI sobre una cisterna para poder extraer agua. Los turcos habían destruido el acueducto que proveía de agua a la ciudad, y se busco está solución para que la ciudad pudiera sobrevivir.

Una vez que terminó la amenaza otomana, se construyó un parque y por la noche se convierte en el centro de la vida nocturna con la discoteca Garden.

Plaza-de-los-Cinco-Pozos

La Muralla

Los venecianos construyeron la muralla que rodeaba la ciudad para defenderse de un posible ataque otomano y obtuvieron como resultado la ciudad-fortaleza más grande de toda la República de Venecia. En el año 2017, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que hace que sea otro imprescindible de las cosas qué ver en Zadar.

La Puerta de Terraferma o Puerta de Zara

Es la puerta de acceso a la ciudad. Fue construida por los venecianos en el siglo XVI y por ello conserva el león de San Marcos como símbolo de esta época.

Mapa Zadar

¿Dónde comer en Zadar?

La primera noche cenamos arroz negro (10,50€) y gnocchi negros con gambas y salsa de trufa (12€) en el Konoba Martinac. Tenía muy buena relación calidad-precio, aunque en la terraza nos picaron los mosquitos.

Comer-en-Zadar

También probamos el helado en la heladería Slasticarna Donat, justo al lado de la catedral, por recomendación de la casera. La atención fue pésima y pagamos casi 7€ (45 Kunas) por dos tarrinas de helado normalitas. Tenéis mil sitios mejores para comeros un helado en Zadar.

El segundo día comimos en la puerta de casa unos calamares fritos y una hamburgesa en el restaurante Bistro Hedonist, y a pesar de que todo estaba buenísimo, la música tan alta y la lentitud de los camareros nos decepcionó un poco. La comida fueron 30€ (215 Kunas).

Para cenar optamos por buscar un sitio con terraza. Nos sentamos en el Malo Misto y también nos comimos unos buenos calamares fritos y unos tagliatelle verdes con gambas buenísimos. Pagamos casi 35€ por la cena (237 kunas), pero mereció la pena porque la terraza era muy agradable y comimos bien.

Excursiones organizadas desde Zadar

Excursiones



También podría gustarte...

Sin comentarios

    Dejar una Respuesta