Destinos Reino Unido

Cómo aprovechar al máximo 3 días en Londres

Escribir un post con una guía de Londres nos parece un poquito complejo ya que esta ciudad no es sota, caballo y rey como otros muchos sitios de los que os hemos hablado.

Si visitas cien veces Londres, posiblemente habrás conocido cien ciudades diferentes, porque Londres no es solo una. Y justo por eso es un sitio tan especial.

¿Por qué nos gusta tanto Londres?

Londres es una ciudad para todos los gustos. Aquí se encuentran los mejores museos del mundo, monumentos cargados de historia, actividades culturales, fiestas con música de todos los tipos, comidas de todas las nacionalidades, miles de actividades para niños, centros comerciales, tiendas underground, mercadillos callejeros, arte urbano… absolutamente todo los que se os ocurra lo puedes encontrar aquí.

shoreditch-muralLo mejor de Londres es dejarse llevar e improvisar pero la mayoría de turistas suelen escoger la ciudad como destino ideal para escapadas cortas y, en ese caso, para poder exprimir al máximo la ciudad sí que conviene llevar una idea más o menos centrada de lo que se quiere hacer.

Por ello, queremos contaros nuestra experiencia para que tengáis algunas referencias de cómo organizamos nuestros 3 días en Londres porque tenemos que reconocer que los aprovechamos bastante bien y nos dió tiempo a hacer de todo.

Antes de nada, destacar que nuestro viaje a Londres tenía un motivo fundamental ya que en un cumpleaños nos habían caído las entradas para visitar el Warner Bros Studio Tour donde se rodaron las películas de Harry Potter. Partiendo de esta base fuimos decidiendo todo lo demás.

estudios-warner-londresAunque os estamos preparando un post especial para contaros todo sobre los estudios de Harry Potter, ya os adelantamos que la visita hay que reservarla con varios meses de antelación. Podéis probar a contratar la visita a los Estudios Warner de Harry Potter desde este enlace que también incluye el transporte en autobús desde la Estación Victoria.

Así que aprovechando que el 1 de noviembre era festivo y caía en viernes, reservamos las entradas y compramos los vuelos de jueves a domingo seis meses antes para no tener que depender de si nos iban a dar los días de vacaciones o no.

¿Cómo llegar a Londres?

Avión

Lo más normal es que lleguéis a Londres en avión. Sin embargo, tenéis que tener en cuenta que en la ciudad hay seis aeropuertos, aunque nosotros nos vamos a centrar en los 4 principales que operan vuelos turistas de forma regular.

  • Heathrow (LHR) es el aeropuerto más grande y concurrido y cuenta con 5 terminales. Compañías como British Airways o Iberia tienen vuelos directos desde muchas ciudades de España. Está ubicado a 32 kilómetros del centro de la ciudad. Puedes comprar aquí tu ticket del tren rápido que llega hasta el centro de Londres (Paddington)
  • Gatwick (LGW) es el segundo aeropuerto más grande de Londres y del Reino Unido, sólo superado por el de Heathrow. Cuenta con dos terminales y está situado a 48 kilómetros de la ciudad. Es uno de los aeropuertos favoritos de las aerolíneas low cost como Vueling, Iberia Express o EasyJet. Puedes comprar aquí tu ticket del tren que llega hasta el centro de Londres (Victoria)
  • Stansted (STN) es al aeropuerto al que volamos nosotros, ya que se puede considerar la sede de Ryanair en Londres, aunque también es el que más lejos se encuentra (64 kilómetros). Puedes comprar aquí tu ticket del tren que llega hasta el centro de Londres (Liverpool Street)
  • Luton (LTN) este aeropuerto es otro de los más frecuentados por las compañías de bajo coste que vuelan a Londres (como Ryanair o Wizz Air) aunque sobre todo son vuelos desde Barcelona y Castellón. Se encuentra a 42 kilómetros de la ciudad. Puedes comprar aquí tu ticket del tren que llega hasta el centro de Londres (ocho estaciones céntricas)
Traslados desde el aeropuerto
Si no queréis complicaros la vida podéis contratar un traslado privado que os lleve desde el aeropuerto hasta vuestro hotel

Sea cual sea el aeropuerto de Londres que os toque, tenemos que recomendaros que lleguéis con bastante antelación siempre a cualquiera de ellos, ya que los controles de seguridad en Londres son un poco más estrictos que en otros aeropuertos, los espacios son muy grandes con puertas de embarque bastante retiradas y la afluencia de gente suele ser bastante elevada.

Pasaporte electrónico

El pasaporte para entrar Londres no es obligatorio PERO si lo llevas te puedes ahorrar alguna que otra cola en el aeropuerto. Al menos en el Aeropuerto de Stansted que es el que nosotros conocemos para poder salir tienes que presentar tu identificación.

En este caso, cuentan con un control de pasaportes automático en el que pones tu pasaporte en un lector y con un escáner te hacen un reconocimiento facial que te abre las puertas de entrada al Reino Unido. Allí mismo hay trabajadores que os ayudarán si la máquina os pone algún problema así que no tengáis miedo porque en nuestra opinión es un procedimiento muy simple que agiliza bastante las colas.

pasaporte electrónico

Para poder utilizar este sistema, tienes que comprobar que tu pasaporte es electrónico y tiene el dibujito del chip en la portada. Aunque esto no es válido para familias que viajen con niños que tienen una cola preparada aparte.

Si por alguna razón no queréis viajar con pasaporte, lo habéis perdido, está caducado o cualquier cosa del estilo, no os preocupéis porque los ciudadanos españoles (todavía) pueden viajar a Londres solamente con el DNI.

Autobús

Viajar en autobús a Londres puede ser una buena opción si venís de otras ciudades de Reino Unido, ya que el sistema de autobuses funciona bastante bien. Si viajas en autobús a Londres casi seguro que el punto final será la Estación Victoria, lo que supone una gran opción ya que se encuentra muy céntrica y bien comunicada con todos los transportes públicos de la ciudad.

La estación permanece abierta las 24 horas, pero el sistema de taquillas para el equipaje tan sólo de 7:00 a 22:00.

Tren

Hablar del tren en Londres bien merece un post aparte. En la ciudad hay alrededor de 370 estaciones de tren aunque para los turistas las más relevantes suelen ser las de Euston, Paddington, Charing Cross, Victoria, Waterloo, King’s Cross y St Pancras.

En nuestro caso, la única forma de llegar hasta Watford Junction (la estación donde se encuentran los estudios Warner Bros de Harry Potter) era desde la estación de Euston y por ello optamos por buscar el alojamiento por esta zona. Nosotros sacamos unos billetes de tren sin horario a través de la página oficial de trenes porque no sabíamos a qué hora terminaríamos de ver los estudios, pero también se pueden comprar en las máquinas de la estación sin ningún problema.

estacion-tren-eustonNuestra experiencia con los trenes de Euston a Watford Junction no fue muy agradable que digamos, ya que a pesar de que llegamos con tiempo la mayoría de los trenes estaban cancelados por un fallo en la instalación eléctrica. Al final conseguimos coger uno y pudimos llegar a tiempo. 

¿Cómo moverse por Londres?

El transporte público en Londres era algo que podía intimidar bastante antes de que existiera Google Maps. Pero ahora, nosotros hemos tirado de GPS bastante ya que nuestro hotel tenía infinidad de transportes alrededor y cuando no había tráfico la recomendación de los autobuses solía ser mucho más rápida que el metro.

Metro de Londres

Nuestra experiencia en el famoso “Tube”, como se conoce al metro de Londres, no podemos decir que haya sido especialmente agradable, aunque hay que resignarse porque es la forma más práctica de moverse por Londres. En los vagones tan estrechos hacía un calor exagerado, se pierde muchísimo tiempo subiendo y bajando las infinitas escaleras (con muy pocas estaciones accesibles por cierto), y muchas líneas tienen unas bifurcaciones que te obligan a estar bastante atento con la dirección que tienes que coger.

Aunque uséis el GPS, en este caso os recomendamos que miréis el plano del metro para ver en qué dirección tenéis que ir, ya que en muchas estaciones están indicadas con los puntos cardinales (norte, sur, este, oeste) en vez de con la parada final como en otras ciudades. En total el metro de Londres cuenta con 11 líneas pero muchas de ellas cuentan con ramificaciones. Cuando lleguéis al andén tenéis que fijaros en la pantalla la dirección del tren y la bifurcación que toma.

mapa-metro-londres

Puede parecer un caos pero en realidad no es tan difícil. Una vez os hayáis familiarizado con todos sus defectos y peculiaridades, el metro de Londres se convertirá en el gran protagonista de vuestro viaje ya que ofrece infinidad estaciones y combinaciones que permiten desplazarse por la ciudad de una forma muy rápida.

En el metro de Londres tenéis que pasar la tarjeta por los tornos tanto al entrar como al salir.

Autobús

Aunque el metro de Londres posiblemente sea el medio de transporte que más uses, no te olvides de probar un trayecto en los icónicos autobuses rojos de dos pisos. Nosotros optamos por hacer varios trayectos en autobús para poder ir viendo la ciudad mientras nos desplazamos y si no hay mucho tráfico puede ser una opción más rápida y cómoda que el metro.

En Londres hay casi 700 líneas de autobuses, y muchas de ellas operan también por la noche, aunque tenéis que tener cuidado porque el 86 no tiene porque hacer la misma ruta que el N86.

Autobúses turísticos de Londres

En nuestro caso no optamos por esta opción porque queríamos ir a varios sitios fuera del centro turístico, así que no nos salía rentable pagar dos tipos diferentes de transporte.

Conocemos gente que si ha elegido esta opción y está encantada con la idea, además que si vais con poco tiempo nos parece una buena opción para evitar tiempos innecesarios en desplazamientos de transporte público.

La idea es comprar un bono de X días para estos autobuses turísticos y de esta forma simplemente ir de monumento en monumento. Lo bueno de estos autobuses es no tienen paradas intermedias así que podrás subirte y bajarte en el monumento que quieras de una forma rápida y cómoda.

Lo mejor de esta idea es que si llueve o hace frío podrás ir viendo todas las cosas sin necesidad de bajarte del autobús.

Uber

Uber es una gran opción para moverse por Londres. A diferencia que en Madrid u otras ciudades europeas, en Reino Unido hay muy pocas licencias de taxi por lo que la demanda es muy alta y lo precios excesivamente caros. Además, podéis aprovechar nuestro código de descuento de 5€ para vuestro primer viaje: https://www.uber.com/invite/vqhvsc o utilizando el código VQHVSC. Si sois usuarios de Uber no necesitáis descargar una aplicación diferente, sino que podéis usar la misma que uséis siempre. Cuando activeis la localización, automáticamente os detectará en Londres y comenzará a estar operativo allí.

Uber también funciona en los aeropuertos de Londres. Para poder quedar con el conductor tenéis que buscar donde están situados los puntos de encuentro.

Bolt

Bolt es lo que antes se conocía como Taxify. Nosotros no lo utilizamos en Londres pero sí que lo utilizamos muchísimo en Viena y nunca hemos tenido problemas. El concepto es el mismo que Uber, y los precios suelen ser similares solo que al estar aún despegando podéis encontrar mejores promociones.

Por ejemplo, si queréis un descuento de 10€ gratis para vuestro primer viaje podéis descargaros la aplicación desde este enlace: https://invite.bolt.eu/BDAH55 o utilizar nuestro código descuento de Bolt: BDAH55.

Tickets para el transporte público

Podríamos escribir un post eterno con todas las opciones de tickets para el transporte público, pero como entendemos que el fin de este blog es facilitaros la vida y no complicaros aún más nos vamos a centrar en la opción más común en Londres que es la tarjeta Oyster.

El precio de la tarjeta en sí es de que te serán devueltos el último día en alguna de las estaciones de metro (eso es lo que dice la teoría y ahora os explicaremos lo que nos pasó a nosotros en la práctica). Se pueden comprar en las máquinas expendedoras del metro o en kioskos.

tarjeta-oyster

Fuente: www.londres.es

La tarjeta es recargable y funciona en todos los transportes de la ciudad. Con la opción de “pago por uso”, se recarga el saldo que creas que vas a gastar en función de la veces que vas a coger el transporte, las zonas por las que te vayas a mover, etc. Tienes que tener en cuenta que cada tipo de viaje tiene un precio diferente.

Como esto es un poco comedero de cabeza, lo único que tenéis que considerar es que la tarjeta cuenta con un importe máximo diario y una vez que lo alcances ya no te cobrarán más.

Nosotros para calcular el dinero que debíamos meter en la tarjeta contamos con meter el máximo diario que nos podían cobrar (6,50£) y multiplicarlo por el número de días que íbamos a estar, aunque como algunos días no cogimos mucho el transporte público al final del viaje nos habían sobrado 5£.

Si vais a estar más de 4 días en Londres, también existe la modalidad de recargar la Oyster con la opción “Travelcard 7 días” que sale más barato.

travel-card

Fuente: www.londres.es

Nuestro problema con la Oyster llegó a la hora de devolverla con el dinero que aún quedaba dentro, ya que pensábamos que podríamos hacerlo en la estación dónde se coge el tren hasta el aeropuerto de Stansted (Tottenham Hale), pero justo en esa estación no era posible. Nos dieron la opción de viajar gratis a la estación anterior o solicitar el reembolso por e-mail y mandarles la tarjeta por correo.

Lee toda la información completa sobre la tarjeta Oyster en este enlace.

¿Dónde dormir en Londres?

La excusa de nuestro viaje a Londres era fundamentalmente visitar los estudios Warner Bros de Harry Potter. Como teníamos la entrada bastante pronto (a las 09:30, teniendo en cuenta que se necesita coger un tren y autobús para llegar), decidimos buscar el alojamiento cerca de la Estación de Euston, desde donde sale el tren a Watford Junction.

Apartamento Airbnb

En un primer momento teníamos previsto el viaje para el mes de junio. Entonces, reservamos en esta casa compartida con un superhost que se encontraba muy cerca de Euston y con muy buenas valoraciones.

Finalmente, tuvimos que cambiar las fechas del viaje y cuando fuimos a reservar ya no estaba disponible. En Airbnb se pueden encontrar los alojamientos más baratos de Londres, pero nos decidimos para pasar el puente del 1 de noviembre (que es festivo en casi todo el mundo) y era imposible encontrar algo decente.

Studios2Let

Al final acabamos reservando en los Studios2Let, que aunque no eran gran cosa (y ni por asomo merecen el precio que pagas), ofrecían una ubicación perfecta para conocer Londres y además contaban con una cocina que os puede salvar alguna cena (nosotros ni la usamos la verdad).

Los Studios2Let están a 10 minutos andando de la estación de Euston, a 12 minutos andando de King’s Cross y cuenta con varias paradas de autobús con innumerables combinaciones que te dejarán en el centro en pocos minutos.

studios-2let-london

Fuente: Booking.com

Viking Hotel

En un viaje que hice hace al menos cinco años con mis amigas, nos alojamos en el Hotel Vinking situado en la Estación de Stratford. Por aquél entonces, se habían construido varios hoteles por la zona debido a los Juegos Olímpicos que se celebraron en Londres en el año 2012, y después del evento quedaron bastante abandonados y los precios eran de risa para ser Londres. Hoy en día, se ve que la gente ya se lo sabe y los precios se han incrementado bastante.

Lo bueno que tiene el Hotel Viking, además del precio, es que se encuentra a pocos pasos de la estación de Stratford, donde paran los autobuses que vienen del aeropuerto de Stansted (por lo que no tendrás que ir cargando con la maleta por la ciudad cuando llegues) y con multitud de combinaciones de metro, cercanías y autobuses (incluyendo el nocturno número 25 que para justo en la misma puerta del hotel). El lado malo de este hotel es que está bastante alejado del centro y tendréis que pasar bastante rato en el transporte público para llegar a cualquier sitio.

viking hotel

Fuente: Booking.com

Recomendaciones alojamientos en Londres

La opción de buscar un hotel en los alrededores de las estaciones donde paran los autobuses/trenes que tienen conexiones con los aeropuertos no es ninguna tontería, ya que por ejemplo nosotras cogimos el vuelo a las 6 de la mañana, y estar ubicadas en Stratford nos permitió levantarnos a las 3 de la mañana y coger el autobús allí mismo en dirección al aeropuerto.

En nuestra opinión, los hoteles de gama media de Londres son de bastante baja calidad en comparación con otros países europeos, así que cuanto menos esperéis de ellos mejor. Teniendo en cuenta que los hoteles en Londres solo los utilizamos para dormir, me centraría en buscar alguno que tenga buena conexión de transporte fundamentalmente.

Si queréis que os recomendamos una zona céntrica, os diría que me decantaría por la zona de Covent Garden, donde están ubicados los mejores hoteles, restaurantes y tiendas de la ciudad. Sin embargo tenéis que estar dispuestos a pagar sus precios.

¿Dónde cambiar dinero en Londres?

Este post está escrito a fecha de noviembre de 2019, por lo que aún no se ha aplicado el Brexit, y con la incertidumbre de qué ocurrirá después estos datos pueden variar en poco tiempo.

En Londres se utiliza la libra esterlina (conocida con el símbolo £) como moneda oficial. El funcionamiento de la libra es muy similar al del euro. Los billetes más utilizados son los de 5, 10, 20, 50 y 100. Las monedas suelen ser de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 peniques y de 1 y 2 libras. El cambio suele estar en 1,17 libras por cada euro, es decir, que al ser una moneda más cara en general salimos perdiendo.

Nosotros sacamos dinero nada más llegar con una tarjeta que se supone que no cobraba comisión, pero el cajero estaba ubicado en la estación de Londres Euston y nos hizo un cambio malísimo, con lo cual no nos salió muy favorable

Queremos destacar que muy cerca del British Museum vimos la casa de cambio que mejor cambio tenía de todo lo que vimos por la ciudad. La casa en concreto estaba ubicada en Bury Place, pero no conseguimos localizar la ubicación exacta en Google Maps. Hay varias por la zona así que si os pilla cerca podéis echar un ojo.

Enchufes en Londres

En Londres los enchufes son de tres clavijas, en vez de dos como en el resto de Europa. Esto es muy importante ya que tendréis que llevar adaptadores para poder usar vuestros dispositivos electrónicos allí.

A nosotros este detallito casi se nos olvida, y nos tocó pedir estos adaptadores corriendo por Amazon. En cuanto a la cantidad de adaptadores que llevar, nosotros pedimos cuatro en total para poder cargar los móviles de cada uno y la batería de la cámara por la noche.

adaptadores-londres

Os recomendamos que los llevéis comprados desde aquí, porque allí se aprovechan y suelen ser excesivamente caros.

London Pass

La London Pass es una tarjeta que permite entrar a más 80 atracciones turísticas entre las que se encuentran algunas tan relevantes como la Torre de Londres, la Abadía de Westminster, el Palacio de Kensington, y otras como un crucero por el Támesis o el uso de los autobuses turísticos de Londres.

La tarjeta se contrata por número de días y se recarga con un crédito que después se canjea en las taquillas de las atracciones. Además, permite saltarse las colas en las entradas, que según en las fechas que vayáis puede ser bastante interesante.

La validez de la tarjeta comienza desde que se utiliza por primera vez, por lo que podéis solicitarla online y hasta que no lleguéis a Londres no os contabilizará los días.

 
También podéis consultar la Londres Explorer Pass que permite ahorrar hasta un 40% en muchas de las atracciones de Londres. Esta funciona por créditos.
 

¿Qué ver en Londres? Nuestro itinerario de 3 días

Día 1

Estudios Warner Bros de Harry Potter

Aunque le dedicaremos un post exclusivamente a esto, tenemos que destacar que la visita a los Estudios Warner requiere de varias horas ya que se encuentran ubicados fuera de Londres y son enormes. Tendréis que coger un tren desde Euston hasta Watford Junction. Y una vez allí, hay autobuses especiales que te acercan hasta los estudios.

estudios-warner-bros

Las entradas a los estudios se reservan con varios meses de antelación. Las nuestras fueron un regalo y llegaron en una caja especial con todo lo necesario para la visita. Sin embargo, si las compráis por internet, es posible que solo os manden la reserva y tengáis que recoger vuestros tickets en la taquilla.

harry-potter-londres

Nosotros teníamos las entradas a las 09:30, pero los trenes a Watford Junction funcionaban fatal ese día por un fallo en la instalación eléctrica y llegamos más tarde. No nos pusieron ningún problema y el personal en los estudios es todo sonrisas.

Si queréis contratar el transporte organizado desde Londres podéis consultar este enlace dónde podéis comprar las entradas del tour completo o simplemente el transporte de ida y vuelta.

Los fans de Harry Potter os volveréis locos, pero si no sois muy seguidores tampoco os preocupéis porque seguro que no os deja indiferentes. Cualquiera que sea un poco amante del cine y los efectos especiales tienen un montón de cosas que os dejará con la boca abierta.

estudios-warner-harry-potter

En los estudios se conservan los escenarios, objetos, vestimentas, etc. de las ocho películas ya que prácticamente toda la saga ha sido rodada allí. De las cosas que más nos llamaron la atención destacar el Gran Comedor, el Bosque Prohibido, el Banco de Gringotts o el aula de pociones. Además, a nosotros nos coincidió la visita con Halloween y algunas estancias tenían una decoración especial.

estudios-harry-potter-london Watford Junction Railway Station

Barco Little Venice – Camden Town

Tras la visita a los Estudios de Harry Potter, pusimos rumbo a Little Venice para coger el barco que llega hasta Camden Town. Llegamos sobre las 15:30 y tuvimos suerte porque el último barco salía a las 16:30.

Hay varias compañías que ofrecen este trayecto, pero por las críticas optamos por la empresa ‘London Waterbus’. Nosotros compramos los tickets online directamente de su página web. En la parada dónde se coge el barco os encontraréis dos colas, y los que llevan los tickets ya comprados tienen prioridad frente a los que los compran allí mismo en el barco.

barco-little-venice

La zona de Little Venice no tiene nada concreto que ver pero resulta curiosa y te transporta del bullicio londinense a un ambiente totalmente tranquilo y lleno de encanto. Merece la pena acercarse a tomar algo y descubrir la forma de vida de la gente que vive en los barcos si vais bien de tiempo.

barco-little-venice-candem

Los fans de los Peaky Blinders disfrutaréis imaginando los barcos de Tommy Shelby navegando por el Regent’s Canal hasta llegar a Camden Lock.

A nostoros, no sé si se nos acumulo el cansancio de todo el día, el frío que hacía y que se nos hizo de noche por el camino pero no disfrutamos mucho del trayecto. Tan solo la llegada al puerto de Camden nos pareció preciosa e hizo que mereciese la pena con todas las luces, la música, y el ambientazo que se respira.

puerto-candem-town Warwick Avenue Station

Camden Town

Camden Town es uno de esos sitios por los que merecía la pena visitar Londres, pero los que conocimos la ciudad hace años descubrimos un lugar un poco diferente de lo que queda hoy.

candem-town

La zona de Camden se resume en una calle llena de tiendas donde podréis encontrar casi de todo. Las tiendas de la calle están más enfocadas a estilos más alternativos y góticos, pero en el interior del mercado encontraréis auténticas joyas de artesanía y diseño. Además, destacan por todas partes las tiendas de souvenirs y artículos de segunda mano, pero si buscáis bien podéis encontrar casi cualquier cosa.

candem-market-london

Además de sus tiendas tan diferentes, Camden también se hizo muy famoso por sus puestos de comida callejera de todos los rincones del mundo, aunque esta vez vimos muchos menos y bastante caros en comparación con lo que había un tiempo atrás. Aún así se ve gente con sus bandejas de comida por todas partes y todavía se resisten algunos de los sitios más míticos.

candem-market-londres

Dicen que el mejor día para visitar Camden es el domingo. Nosotros fuimos un viernes (festivo) y el domingo antes de coger el avión y no notamos mucha diferencia de gente.

Camden Town

Piccadilly Circus

Aunque a priori pueda parecer que Piccadilly Circus no es la atracción turística perfecta, sin duda es de los sitios más emblemáticos y animados de Londres.

Piccadilly Circus es famoso por sus inmensos carteles publicitarios de neón y los autobuses rojos que se cruzan cada vez que intentas hacer una foto. Nosotros siempre hemos visto Piccadilly de noche, aunque suponemos que por el día seguirá manteniendo ese espíritu tan londinense que lo caracteriza.

Picaddilly

A su alrededor hay una gran cantidad de oferta de ocio con cines, teatros, discotecas y restaurantes y, por ello, la fuente de Eros es el lugar elegido por muchos locales como punto de encuentro así que siempre está abarrotada de gente.

Pero si hay algo por lo que merece la pena acercarse hasta Piccadilly Circus, sobre todo si vais a Londres con niños, es por visitar la icónica tienda de M&M’s (aunque la de Lego que está enfrente está también bastante a la altura).

Piccadilly Circus Station

Chinatown (Cena)

A pocos pasos de Piccadilly Circus encontraréis la puerta de entrada a Chinatown. Además de la visita en sí, lo más recomendable es sentarse a degustar comida china auténtica.

Se trata del barrio chino de Londres y lo reconocerás rápidamente gracias a la cantidad de farolillos que decoran sus calles, repletas de restaurantes y tiendas de productos chinos que te teletrasportarán hasta Asia en segundos.

chinatown

El barrio tiene su origen en el siglo XVIII donde se empezaron a concentrar miles de marineros chinos, pero quedó totalmente destruido durante la II Guerra Mundial.

chinatown-comida

Gracias a los militares ingleses que volvían de la guerra con ganas de volver a probar la comida asiática, la zona resurgió de nuevo hasta convertirse en uno de los principales núcleos gastronómicos de la capital inglesa.

Piccadilly Circus Station

Trafalgar Square

La plaza de Trafalgar Square es otro de los puntos de referencia más importantes de Londres. Fue creada en el siglo XIX para conmemorar la victoria británica en la Batalla de Trafalgar.

Se ubicaron fuentes y esculturas rodeando toda la plaza, pero lo que más llama la atención es la columna central de 50 metros que homenajea al almirante Nelson, fallecido durante la batalla.

El otro aspecto más característico de la arquitectura de Trafalgar Square es el edificio de la National Gallery.

trafalgar-square

Normalmente está abarrotada de gente, pero a nosotros nos pilló un chaparrón y disfrutamos de la plaza vacía. No todo iba a ser malo 😂

Charing Cross Station

Puente de Hungerford

A escasos metros de Trafalgar Square podéis llegar hasta el Puente de Hungerford, también conocido como el puente de Charing Cross.

puente-hungeford

Nosotros pusimos el broche final al primer día aquí, ya que se puede disfrutar de unas vistas muy bonitas de la noria de Londres, especialmente por la noche.

Embankment Station

Día 2

Museo de Historia Natural

El segundo día nos amaneció lloviendo así que tratamos de buscar algún museo para poder pasar la mañana. Nos decantamos por el Museo de Historia Natural de Londres, un imprescindible si viajas con niños, pero también para cualquier persona interesada en la naturaleza.

museo-historia-natural

Aquí se exponen más de 70 millones de especímenes, incluyendo algunos esqueletos de dinosaurios únicos en el mundo. La entrada es gratuita.

Además de la colección de esqueletos, fósiles y plantas que acoge este museo, el edificio en sí también tiene un encanto que hace el museo aún más especial. Fue construido en el siglo XIX y en su enorme hall se expone el esqueleto de una ballena azul que nos dejó alucinados por sus dimensiones.

ballena-azul-museo-londres

Nosotros llegamos un poco antes de que abriese y nos tocó esperar cola, pero mereció la pena porque pudimos disfrutar de la visita bastante solos. A media mañana ya se empezó a llenar.

museo-historia-natural-londres

South Kensington Station

Hyde Park

Desde el Museo de Historia Natural subimos la calle hasta Hyde Park, el parque más grande y antiguo de Londres, así como un auténtico pulmón para el centro de la ciudad.

hyde-park-otoño

Cuenta con más de 140 hectáreas y ha sido escenario de muchas protestas y conciertos a lo largo de la historia.

En Hyde Park podréis disfrutar de un respiro del ajetreo londinense, alquilando una bici, una barca de remos o simplemente paseando por alguno de sus senderos rodeados de ardillas.

hyde-park-ardilla Knightsbridge Station

Buckingham Palace

Atravesando Hyde Park, llegaremos hasta el Palacio de Buckingham, la residencia más emblemática del mundo dónde reside la mismísima Reina de Inglaterra.

Cuando la Reina se encuentra fuera de la ciudad, normalmente durante los meses de verano se permite visitar el palacio por dentro. Existen dos tipos de entrada diferentes: una que permite visitar los Salones de Estado y la otra incluye además las Cocheras Reales y la Galería de la Reina.

Buckinham

El Palacio fue construido en 1703 para el duque de Buckingham y se convirtió en residencia oficial de la Familia Real Británica en 1837.

Pero sin duda, lo que más visitantes atrae hasta el palacio es el Cambio de Guardia, que se celebra durante todo el año a las 10.30 de la mañana. En los meses de verano suele ser todos los días pero en época de lluvias se alternan los días, por lo que conviene consultar los horarios de la fecha exacta antes de ir.

Es el único momento donde se puede ver a estos guardias moverse, y la ceremonia va acompañada de una banda militar que ameniza el acto con música tan variopinta como Bohemian Rapsody o la banda sonora de Star Wars.

Green Park Station

 

Abadía Westminster

Tras la visita al Palacio de Buckingham, podéis ir caminando hasta la Abadía de Westminster, la iglesia más antigua de londres.

Esta iglesia gótica es muy especial para los londinenses ya que es donde se coronan a los reyes desde la coronación de Guillermo el Conquistador en el año 1066. Además, también es donde finalmente los monarcas son enterrados.

abadia-westminster

Los detalles tanto del exterior como del interior son interminables y no dejan nada al azar. Su construcción data del año 1065, pero fue reconstruida en el siglo XIII y, posteriormente, en el siglo XVIII, cuando sufrió su mayor transformación.

Westminster Station

Palacio Westminster (Parlamento)

El Palacio de Westminster alberga las dos cámaras que componen el Parlamento, allí donde se deciden todas las cuestiones políticas británicas.

El complejo fue construido en el siglo XVI y fue destruido por las llamas en el año 1834. Hasta entonces había servido como residencia de la Familia Real Británica.

Una década después, se terminó su reconstrucción con la creación de 1.200 habitaciones, 11 patios y 3,5 kilómetros de pasillos.

westminster

El Palacio de Westminster se puede visitar los sábados durante los meses de verano. Asimismo, también se puede entrar en algunas sesiones parlamentarias de lunes a jueves.

Desde principios de 2017 el Big Ben se encuentra en obras, así que aquí os dejo una foto de un viaje anterior.

Westminter

Westminster Station

Big Ben

El Big Ben es con toda seguridad el reloj más fotografiado del mundo y posiblemente se trate del símbolo más característico de Londres.

Su construcción data del año 1859 y, la torre en realidad se llama Torre Elizabeth, aunque ya casi nadie la conoce así. Mide 106 metros de altura y alberga cuatro enormes relojes, uno en cada una de sus caras.

big-ben

Desde principios de 2017 el Big Ben se encuentra en obras y nosotros no lo pudimos ver. Se espera que finalicen a finales del 2021, por lo que es un aspecto a considerar cuando vayáis a planear vuestro viaje.

Westminster Station

London Eye

El London Eye es la noria gigantesca de 135 metros de altitud, que con su apertura el año 2000 se convirtió en uno de los emblemas de la ciudad. Su nombre real es ‘Millennium Wheel’, y tardó siete años en construirse. Hasta el año 2006 fue la noria más grande del mundo.

london-eye

La duración del trayecto es de media hora más o menos y ofrece unas impresionantes vistas panorámicas de la ciudad.

Nosotros no entramos ya que consideramos que 27£ se nos salían un poco del presupuesto, pero estamos convencidos que la experiencia debe ser increíble y habría merecido la pena pagarlos.

Las colas suelen ser infinitas por lo que conviene comprar la entrada con antelación.

Waterloo

Borough Market

Tras visitar el centro neurálgico de Londres, nos trasladamos hasta el barrio de Southwark para visitar el Borough Market. Este mercado ha estado en funcionamiento desde el siglo XII, aunque suponemos que los productos de entonces serían muy diferentes a los que podemos encontrar hoy.

borough-market

El Borough Market tal y como lo conocemos hoy en día fue diseñado en 1850 y está especializado en comida única.

borough-market

Entre semana abre días y horas aleatorios por lo que lo mejor es acercarse en fin de semana.

London Bridge Station

Tower Bridge

Tras visitar el Borough Market y comer por la zona de Southwark, nos acercamos caminando hasta el Tower Bridge. Este puente levadizo de estilo victoriano es otra de las estructuras más fotografiadas de Londres.

Tower-bridge

Fue construido a finales del siglo XIX y cuenta con 244 metros de longitud sobre el histórico río Támesis. En el interior de sus pasarelas se puede visitar una exposición que muestra cómo funcionaba el puente anteriormente así como algunas fotos de la ciudad.

London Bridge Station

Sky Garden

El rascacielos Sky Garden alberga el jardín público más alto de Londres. En el 35º piso de este edificio se encuentra el jardín compuesto por tres pisos cubiertos por una cúpula de cristal que ofrece una vista de 360º de toda la ciudad.

edificio-skygarden

Las vistas de la ciudad son impresionantes, especialmente desde el punto más alto ya que tienes los rascacielos más famosos del skyline londinense justo enfrente e impresionan bastante.

skygarden-vistas

El acceso al Sky Garden es gratuito, aunque tienes que reservar tu entrada con tres semanas de antelación ya que el número de personas está limitado. Nuestra recomendación es que reservéis un poco antes de la hora del atardecer para poder disfrutar de las vistas de día y esperar a que se haga de noche, porque merece mucho la pena verlo de ambas formas.

skygarden

Las plantaciones del jardín son especies mayormente mediterráneas y sudafricanas resistentes a la sequía y su diseño debió ser un auténtico desafío ya que cada piso tiene una estructura única.

vistas-londres

Si os quedáis sin entrada, también podéis probar a subir al The Shard el rascacielos más alto de toda Europa occidental, pero hay que pagar entrada.

skygarden-noche

Bank Station

Leadenhall Market

Tras salir del Sky Garden nos dirigimos a ver uno de los escenarios de Harry Potter, que no solo merece la visita por la película sino porque realmente el sitio es muy bonito.

mercado-harry-potter-rodaje

Se trata del Leadenhall Market, un mercado cubierto de estilo victoriano en plena City de Londres. En la película ‘Harry Potter y la piedra filosofal’, este mercado recreaba la calle comercial del mágico Callejón Diagón.

mercado-harry-potter

Además, también se puede visitar la entrada al famoso bar ‘El Caldero Chorreante’ (que en el mundo real es una óptica ubicada en el Pasaje de Bull’s Head).

El origen de este mercado se remonta al siglo XIV y se comerciaba con carne, aves, pescado y caza. Hoy en día alberga una serie de boutiques, restaurantes, cafeterías y bares de vinos.

Catedral de San Pablo

La catedral de San Pablo se encuentra en el punto más alto de la ciudad (en la cima de Ludgate Hill). Es la segunda iglesia más grande del país, solo superada por la Catedral Liverpool, y su famosísima cúpula es una de las más grandes del mundo.

La construcción original data del siglo VII pero el diseño barroco actual de la iglesia se llevó a cabo entre 1676 y 1710, tras un gran incendio que arrasó con la anterior.

En esta catedral han tenido lugar algunos actos relevantes de la historia como el funeral de Churchill, la boda del príncipe Carlos con Diana de Gales o los servicios de paz que pusieron fin a las dos Guerras Mundiales. Actualmente, sigue en funcionamiento como iglesia ofreciendo misas diarias y los turistas pueden entrar y subir hasta lo alto de la cúpula.

Nosotros por falta de tiempo no llegamos a hacerlo, pero las vistas de 111 metros de altura que tiene la cúpula seguro que son espectaculares.

St Paul’s

Covent Garden

Covent Garden se convirtió en una de nuestras zonas favoritas de Londres nada más llegar. El barrio tiene cierto aire bohemio y está lleno de tiendas, cafeterías y pubs que generan un bullicio de gente a cualquier hora que pases, tanto turistas como locales.

Covent-Garden

Desde 1660 el mercado sigue siendo el evento principal de la zona, especialmente los lunes que se especializa en antigüedades. El resto de la semana la oferta de productos es mucho más amplia.

Covent Garden

Neal’s Yard

Pero si hay algo que nos encantó de Covent Garden es la colorida plaza de Neal‘s Yard. Este pequeño rincón escondido entre las callejuelas de Covent Garden fue creado durante la época hippie de Londres en los años 70 por los amantes de la alimentación sana y el estilo de vida alternativo.

neals-yard

En Neal‘s Yard se pueden encontrar pequeños locales de alimentos sin procesar, además de cafés y restaurantes que ofrecían alimentos cocinados solo con ingredientes frescos.

plaza-neals-yard

Nosotros nos acercamos por la noche y no disfrutamos tanto de su esencia, pero seguro que por el día este rincón es aún más bonito.

Covent Garden

Día 3

London East

La última mañana de nuestro viaje la dedicamos a pasear por la zona más underground de Londres, el barrio de Shoreditch, situado en la zona este de la ciudad.

El ambiente decadente de este barrio sirvió de escenario para algunas de las historias de terror más famosas de la historia, como por ejemplo Jack el Destripador.

Sin embargo, hoy en día, esa decadencia se empieza a mezclar con algunas galerías de arte más lujosas y muchos de sus oscuros bares se han convertido en modernas cafeterías que están muy de moda para tomar el brunch.

Además del arte callejero, el este de londres también es muy conocido gracias a sus mercados, especialmente famosos algunos como el Mercado de Columbia Road que se celebra cada domingo por la mañana donde se pueden encontrar flores y plantas de todas partes del mundo. 

shoreditch-street-art

Las calles de Shoreditch están repletas de graffitis y arte urbano.Tan solo tenéis que perderos un poco por sus callejones para encontrar obras de arte de auténticos artistas.

Nosotros llegamos hasta aquí buscando un mural de Banksy. Comenzamos nuestra ruta en el metro de Old Street y fuimos bastante rato sin rumbo dejándonos llevar hasta que nos aburrimos. Entonces tratamos de buscar la la Rivington Street para llegar hasta el mural en la Banksy’s ‘Designated Graffiti Area’.

banksy-en-londresCuando llegamos nos encontramos la obra detrás de una verja y protegida por un cristal. No sabemos si abrirán en algún momento o coincidió que era domingo, pero aún así merece la pena acercarse.

Una vez disfrutado el Banksy, pusimos rumbo hasta la calle que se ha convertido en la verdadera meca de los amantes del arte urbano: Brick Lane. Se puede decir que esta calle es el auténtico corazón de la cultura alternativa de Londres.

shoreditch-graffit Gracias a la cantidad de comunidades de inmigrantes que se han establecido por esta zona a lo largo de la historia, la comida callejera también ha adquirido un gran protagonismo ya que se puede disfrutar de una oferta gastronómica de todas las partes del mundo a un precio muy asequible en los puestecillos de la calle.

Si vas con tiempo te recomendamos que vayas entrando a las calles perpendiculares porque de donde menos te lo esperes te pueden salir auténticas joyas del arte urbano londinense. Nosotros fuimos bajando hasta la parada de Aldgate East para poner rumbo al British Museum.

Shoreditch High Street 

British Museum

El British Museum puede presumir de ser una de las colecciones más completas que existen en todo el mundo, aunque esto siempre ha sido motivo de debate ya que se considera que muchos de los objetos fueron conseguidos de dudosa manera durante la época dorada del Imperio Británico.

Sin embargo, el museo no deja de ser una auténtica maravilla en sí mismo y requiere de una gran cantidad de horas e incluso días para poder verlo entero. Las piezas que se pueden visitar abarcan la historia humana completa desde el inicio hasta la Edad Moderna.

 

En el Museo de Historia Natural habíamos visto que tenían un ropero y mucha gente dejaba sus maletas así que se nos ocurrió que podía ser una buena idea recoger las maletas y disfrutar tranquilamente del British Museum hasta la hora de marcharnos al avión.

¡ERROR! El British Museum no tiene consigna para objetos voluminosos así que no nos dejaron entrar con las maletas. Pero no pasa nada porque así tenemos una excusa para volver a Londres.

Tottenham Court Road

¿Dónde comer en Londres?

Nos preocupa ser repetitivos, pero es cierto que en Londres hay comida para todos los paladares y bolsillos. Hay restaurantes por todas partes y de todas las culturas, destacando sobre todo la comida asiática y la hindú.

La opción más económica es la de comer en mercadillos callejeros como Camden Town. Nosotros decidimos sentarnos a comer en restaurantes todos los días para poder descansar de las caminatas, aunque nos decantamos sobre todo por franquicias de “gama media-alta“ como:

Wagama

Nosotros ya lo habíamos probado en otras ciudades como Viena y Barcelona por lo que íbamos sobre seguro (de hecho en España este restaurante pertenece al Grupo Vips). Se trata de un restaurante asiático muy moderno de estilo japonés.

wagama

En Londres nos acercamos al Wagama de Covent Garden, aunque tenéis muchísimos por toda la ciudad. Lo más famoso del Wagama son los bols de ramen con noodles que te presentan con la típica cuchara de madera y que en los días fríos de Londres sientan increíblemente bien. También son famosos los platos de curry que podéis elegir de pollo, arroz, verduras, etc. así como los conocidos ‘teppanyaki’.

wagama-postre

La comida la podéis acompañar con distintas variantes de cerveza asiática y en cuanto a los postres, nos dió por pedir una cheescake de chocolate blanco con matcha y estaba riquísima.

Para ser una franquicia de comida japonesa es un sitio tirando a caro, pero con la calidad de los productos que ofrece sinceramente creemos que lo pagas a gusto.

Flat iron

Si este no es el primer post que lees sobre dónde comer en Londres, sabrás que Flat Iron es uno de los sitios favoritos por excelencia de los bloggers de viajes.

A nosotros de tanto leerlo nos picó la curiosidad y decidimos acercarnos a comer al que está por el London Bridge antes de entrar al Sky Garden. Hay varios restaurantes Flat Iron, aunque los del centro suelen estar llenos siempre y no se puede reservar, así que si no queréis esperar conviene alejarse un poco.

El menú del restaurante es muy básico y se puede decir que solo hay dos platos: el famoso ‘steak’ con patatas y ensalada por 12,50 libras, o algún plato que tengan de temporada (que con toda probabilidad también será carne). No le déis más vueltas porque no hay más y si vais será para comeros el famoso filete.

flat-iron

El plato que nos ofrecieron de temporada a nosotros era un filete de Angus que se nos salía bastante de presupuesto aunque nos quedamos con las ganas. Nos pedimos el steak de ternera que lo ha hecho tan famoso. Antes de servirnos la comida nos pusieron palomitas de aperitivo.

El sitio está decorado con mucho estilo, y aunque el filete no es nada del otro mundo, la relación calidad-precio para ser Londres podemos decir que merece la pena. Además, la atmósfera del sitio hizo la comida muy especial, y sobre todo nos llamó la atención la decoración del baño.

flat-iron-steak

Vapiano

Vapiano es una cadena de restaurantes italianos, que aunque en España todavía no están pegando muy fuerte, en ciudades como Viena están por todas partes.

El concepto del Vapiano es un poco diferente. Nada más entrar te dan una tarjeta que tendrás que tener cuidado de no perder.

Para pedir la comida el camarero no viene a tu mesa si no que tendrás que ir a unos mostradores y decirle al cocinero lo que quieres. Allí mismo, delante tuya, te harán el plato que hayas pedido y podrás ir dando indicaciones sobre si quieres más o menos de este ingrediente o que te ponga y te quite este otro. Después, pasará la tarjeta donde se acumula el crédito que tendrás que pagar en la salida antes de irte.

En cuanto a la comida que podéis encontrar en el Vapiano, es la típica de cualquier restaurante italiano: pizza, risotto, pasta y ensaladas. Podríamos equiparar este sitio con Gino’s en España, para que os hagáis más o menos una idea del estilo de comida.

vapiano

En este sitio suma puntos a favor la decoración que suelen ser fotos en blanco y negro del estilo de vida italiano (caras de gente, coches, calles, etc.). Y por supuesto su lema que está estampado por todas partes: “Chi va piano, va sano e va lontano”.

Misato

Por supuesto. En nuestra visita a Londres tuvimos que acercarnos a cenar al famoso “Misato” de Chinatown para ver con nuestros propios ojos si es verdad todo lo que se dice de este sitio, y tenemos que reconocer que no nos defraudó.

misato-chinatown

Cuando llegamos había una cola (sobre todo de españoles) que salía hasta la calle pero como no teníamos mucha prisa decidimos esperar.  En 15 minutos ya estábamos sentados, así que que no os la espera porque va muy rápido y el sitio es más grande de lo que aparenta desde fuera.

misato-londres

Optamos por pedir el cerdo en salsa teriyaki y el pato, además de un par de platitos pequeños de sushi de entrantes y no pagamos más de 20€ entre los dos. Para ser el centro de Londres un chollo que además estaba buenísimo.

Pret a Manger & Costa

Nuestro hotel no incluía desayuno, así que estas dos cafeterías se convirtieron en nuestras mejores aliadas por las mañanas. Aunque casi todos los días elegimos el Pret a Manger porque estaba más cerca, merece la pena buscar un Costa para tomarse un café que, en nuestra opinión, están más buenos y los sirven mejor.

En estas cadenas encontrarás todo tipo de bollerías como croissants, magdalenas, sandwiches, incluso algunos días comimos una tarta de zanahoria que estaba muy buena. Lo malo de estos sitios es el precio, que es bastante caro, pero si no tienes desayuno en tu hotel seguro que tendrás alguno cerca que te haga el apaño hasta que encuentres alguna cafetería más barata (si es que existe).

VQ Euston

Es un restaurante tipo americano, especializado en hamburguesas sobre todo. No tiene nada de especial, más allá de que está a unos pocos pasos de la Estación de Euston y está abierto hasta las 02:00 am. Esto puede ser interesante si aterrizas tarde y, como nos pasó a nosotros, ya estaba prácticamente todo cerrado por la zona para cenar (en Londres la hora media para cenar son las 18.00) y entre que llegamos, soltamos las cosas y dimos con un sitio eran por lo menos las 22.30.

Otras opciones gastronómicas

Mapa de nuestro itinerario de 3 días

Seguro de Viajes

La sanidad en el Reino Unido es algo compleja y no sabemos que va a pasar después del Brexit, por lo que os recomendamos contratar vuestro seguro de viajes Mondo con nuestro 5% de descuento para viajar  a Londres con total tranquilidad.

descuento seguro viajes

Imprescindibles en nuestra maleta

Aquí os dejo una lista de cosas que más utilizamos en nuestros viajes por si os sirven de referencia 🙂

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)

También podría gustarte...

Sin comentarios

    Dejar una Respuesta