0
Egipto

Preparativos para un viaje a Egipto – Itinerario y guía completa 9 días

El pasado mes de noviembre pudimos cumplir el sueño viajero de ver las pirámides. Pero no solo de las pirámides vive Egipto, también vimos momias, recorrimos miles de mezquitas, montamos en globo, conocimos el pueblo Nubio, nos perdimos por los bazares e hicimos un crucero por el Nilo.  

Y es que Egipto se ha convertido en el destino estrella de este año y parece que lo va a seguir siendo los próximos meses, así que hemos recogido toda la información para aquellos viajeros que queráis organizar vuestro viaje a Egipto. 

Tiempo en Egipto – Mejor época para viajar

Invierno en Egipto

El invierno en Egipto comienza en el mes de noviembre y dura hasta el mes de febrero. Estos meses son los de temporada alta ya que las temperaturas son cálidas pero no axfisiantes, lo que hace que las excursiones a las pirámides, al desierto etc. se hagan mucho más llevaderas. 

Nosotros viajamos la primera semana de noviembre y pasamos los 30º en el Valle de los Reyes, pero el resto de días tuvimos una media de 25 grados y algunas noches incluso refrescaba como para ponerse una chaqueta. Si tenéis intención de hacer la ruta típica por Egipto os recomendamos viajar en estas fechas

Aunque a nosotros el primer día en El Cairo nos llovió bastante y tuvimos que cambiar el planing que teníamos programado porque las carreteras se ponen muy peligrosas y los guías no se atrevían a sacarnos de la ciudad, no suelen ser frecuentes y el resto de días tuvimos muy buena temperatura.

Sin embargo, en las zonas de costa y Alejandría, puede haber mucho viento y humedad además de que el agua del mar se pone muy fría, así que para estas zonas es mejor esperar al verano. 

Verano en Egipto

El verano en Egipto es abrasador y abarca los meses entre junio y septiembre. En este caso no podemos hablar por experiencia, pero nosotros en invierno ya vivimos un calor intenso en la zona de Lúxor y las excursiones se nos hicieron muy pesadas así que no queremos imaginarnos lo que tiene que ser hacer todo el viaje a más de 40º. 

Si vivís en España podéis pensar que las altas temperaturas no son un problema. Sin embargo tenéis que saber que la mayoría de las excursiones son a pleno sol y es bastante difícil encontrar una sombra, lo que endurece bastante las condiciones de calor y la sensación térmica llega a ser de 50 grados.  

En cualquier caso, si os cuadra viajar a Egipto en verano, os recomendamos prepararos bien con agua. Además, el sombrero no es solo para el postureo de las fotos ya que es prácticamente una obligación ir con la cabeza cubierta. Yo también utilizaba un pañuelo para cubrirme en el desierto y que no me diese el sol directamente.

Y si algo no me canso de repetir es lo bien que me vino el abanico, especialmente dentro de las pirámides donde acabé abanicando a gente ya que al tremendo calor se le suma el esfuerzo físico.  

También os recomendaríamos buscar hoteles con piscina si os lo podéis permitir (ya que esto encarece bastante el viaje). Nosotros decidimos renunciar a la piscina y en nuestras tardes en El Cairo después de las excursiones, lo echamos bastante de menos. 

Kempinski Nile Hotel (Fuente: Booking.com)

Primavera y Otoño en Egipto

Los meses de marzo, abril, mayo, septiembre y octubre en Egipto son bastante buenos para viajar a Egipto ya que no está muy masificado y las temperaturas tienden a suavizarse.  

El problema que tienen estas fechas es que se puede producir el fenómeno conocido como Jamsein, que son tormentas de arena totalmente impredecibles que impiden la circulación de aviones y el tráfico de coches e implican mantenerse refugiado mientras duren, pueden ser horas e incluso días. 

Sin embargo, es posible encontrar vuelos y hoteles a precios muy bajos en estas fechas, por lo que podéis pensar si merece la pena arriesgarse.  

Documentación para Egipto

Visado

Los ciudadanos españoles necesitamos un visado para viajar a Egipto de turismo. Aquí os dejamos algunos aspectos a tener en cuenta: 

  • La duración máxima de la estancia en Egipto con el visado es de 30 días, aunque el periodo de validez total del visado es de 90 días, lo que os permite jugar con las fechas si no lo tenéis claro.  
  • El visado cuesta 25$ y se puede adquirir en el aeropuerto de entrada a Egipto o a través de la web www.visa2egypt.gov.eg
  • Si optáis por hacerlo online, como hicimos nosotros, el visado debe tramitarse (como mínimo) con siete días de antelación a la fecha de salida. El proceso es muy sencillo y la página se puede poner en español. 

Pasaporte

Los ciudadanos españoles tan solo necesitamos un pasaporte en vigor, con una validez de al menos 6 meses, desde la fecha de entrada en el país. 

Es muy importante que comprobéis la fecha de caducidad de vuestra documentación con tiempo, ya que en ciudades grandes como Madrid, la cita para renovar el pasaporte suelen tardar semanas e incluso meses. Nosotros no habíamos planificado el viaje y cuando ya teníamos los vuelos nos dimos cuenta que nuestro pasaporte caducaba antes y nos tocó ir corriendo a renovarlo. 

Carnet de Estudiante

Si sois estudiantes, podéis solicitar la TARJETA ISIC para conseguir un 50% de descuento en vuestras entradas en Egipto. Nosotros teníamos la tarjeta joven IYTC para menores de 30 pero no nos funcionó. Además, hemos leído en varios foros que tampoco dejan presentar la versión digital, es decir, que tenéis que pedir la tarjeta física para poder aprovechar los descuentos.

 Seguro de Viaje para ir a Egipto

Este apartado es muy importante. Sabemos que somos muy pesados con el seguro de viajes, pero es que en este caso para viajar a Egipto es OBLIGATORIO presentar una póliza de seguro médico internacional que cubra los gastos en caso de contraer COVID-19. (A fecha de enero de 2022) 

Nosotros cogimos el Seguro de Viaje Premium de Mondo, que garantiza más de un millón de euros en asistencia médica, incluye la repatriación y el regreso anticipado, cubre el equipaje y lo más importante en estos días tiene todas las coberturas COVID-19 obligatorias para viajar a Egipto incluidas. 

descuento seguro viajes

En el caso del COVID-19, el seguro de Mondo para viajar a Egipto garantiza los gastos médicos necesarios en caso de contagio incluido los test PCR si los prescribe un médico, así como el traslado sanitario o los costes derivados en caso de que nos pongan en cuarentena y tengamos que alargar el viaje.  

También se puede añadir la cobertura opcional de anulación del viaje que cubre los gastos de cancelación en caso de enfermedad o fallecimiento del viajero o de un familiar por COVID-19 así como por la obligatoriedad de realizar una cuarentena (contacto estrecho).

En este post os contamos todos los detalles sobre los seguros de viaje y os dejamos un descuento en Mondo si decidís contratar vuestro seguro con ellos. 

 Vacuna COVID-19 o certificado PCR 

A fecha de enero de 2022, todos los viajeros deben presentar o bien el certificado de vacunación completa o un certificado PCR con menos de 72 horas antes del vuelo. 

En el caso de las personas vacunadas de coronavirus es obligatorio contar con la doble dosis, ya que no permiten los certificados de vacunación expedidas con una sola dosis en caso de haber pasado el virus previamente. El Ministerio de Exteriores ha informado de viajeros españoles a los que no han dejado entrar en el país con esta situación. 

La vacunación debe haberse completado como mínimo 14 días antes de volar, y los menores de 6 años están exentos de presentar test PCR o certificado de vacunación.

Para volver a España, los turistas tendrán que presentar de nuevo el certificado de vacunación o un certificado PCR con menos de 72 horas, un certificado de antígenos negativo con menos de 48 horas, o un certificado de recuperación

Además, hay que completar el formulario de control sanitario en la web de www.spth.gob.es o desde la app de Spain Travel  Health –SpTH–, donde nos darán un código QR que tenemos que enseñar al aterrizar en España. 

Otras vacunas para ir a Egipto

Fiebre amarilla

Si voláis desde España no se requiere de ninguna vacuna ya que la única vacuna obligatoria para viajar a Egipto  es la de la ‘fiebre amarilla’, pero sólo en el caso de proceder de un país donde esté considerada una enfermedad endémica (afecta especialmente a países de las zonas tropicales de África, América Central y Sudamérica). 

Sin embargo, hay algunas vacunas que sí son recomendables para viajar a Egipto.

Triple vírica, tétanos y hepatitis B

Si sois españoles y tenéis el calendario de vacunación infantil actualizado lo normal es que ya estéis protegidos con la vacuna triple vírica (sarampión, las paperas y la rubéola). En otros países no sabemos cómo funciona, así que tendréis que revisar vuestra cartilla de vacunación y si no la tenéis es recomendable ponérsela antes de viajar a Egipto.

En teoría también deberías estar vacunado del tétanos, pero para esta vacuna es necesario un recordatorio cada 10 años y la última se pone a los 14 así que os tocará echar cuentas y si tenéis más de 24 años seguramente lo necesitaréis como nos ocurrió a nosotros. Esta vacuna no sólo es importante para viajar a Egipto, ya que con un corte un poco profundo en cualquier sitio ya eres susceptible de infección. 

Nosotros también estábamos vacunados de la hepatitis B, aunque esto es una cosa generacional y su obligatoriedad ha ido cambiando a lo largo del tiempo, así que es posible que dependiendo de vuestra edad no la tengáis puesta. A nosotros no nos la recomendaron para un viaje por zonas turísticas ya que se transmite a través de fluidos corporales o el contacto con la sangre. 

Hepatitis A y Fiebre Tifoidea

Las dos vacunas extra que nos pusimos antes de viajar a Egipto fueron la hepatitis A y la fiebre tifoidea (también conocida como typhus), que nosotros la pedimos inyectada aunque también existe en pastilla. La vacuna de la fiebre tifoidea inyectada tiene una duración de 3 años, mientras que en pastilla tan solo dura 1. 

Estas vacunas, aunque no son obligatorias, se recomiendan para viajar a Egipto ya que generalmente se transmiten a través de la comida y el agua, así que al ser un país donde la comida callejera es tan frecuente y en muchas ocasiones se puede dar la falta de higiene decidimos prevenir.

Seguridad en Egipto

Terrorismo

Egipto ha sido siempre el país turístico por excelencia recibiendo millones de visitantes al año. Sin embargo, con las revueltas de la Primavera Árabe en el año 2011 el país se vio sometido en un caos absoluto y el turismo disminuyó de una forma drástica hasta el punto de ser incluido en muchas de las listas de países no seguros para turistas. 

Desde el año 2018, la ruta típica que incluye las ciudades de El Cairo, Alejandría, Luxor, Asuán y la costa del mar Rojo ha empezado a verse con buenos ojos para los gobiernos extranjeros y el turismo ha comenzado a incrementarse en estas zonas hasta el punto que se ha convertido en uno de los destinos estrella durante la pandemia gracias a que han mantenido las fronteras abiertas para fomentar el turismo. 

Es cierto que la situación en las zonas turísticas es bastante segura para el turismo, pero el riesgo de atentado no es cero, ya que el último cerca de estas áreas sucedió en agosto de 2019. 

Sin embargo, nuestra experiencia es que el país, especialmente El Cairo, está completamente militarizado y hay que pasar controles policiales para entrar a cualquier recinto turístico, por lo que en ningún momento nos sentimos inseguros, aunque eso sí, nos guíamos todo el tiempo por el sentido común y no nos hicimos los valientes en ningún momento. 

Viaje organizado o por libre 

En nuestro caso, también decidimos minimizar riesgos contratando un guía privado con conductor.  A pesar de que a nosotros nos encanta viajar por libre a nuestra bola, en Egipto nos parece fundamental contar con un poco de organización, especialmente en los traslados y excursiones ya que el tráfico es un auténtico caos y el transporte público va abarrotado de gente sin mascarilla (lo cual nos parece un poco arriesgado en tiempos de pandemia). 

El hecho de ir con guía nos permitió salirnos de las rutas turísticas en muchas ocasiones, pero en ningún momento sentimos miedo. Los guías saben desenvolverse en cualquier situación y te indican a qué guardia hay que dar la propina para que te dejen pasar 😂, además de que nunca se van a exponer a ponerte en riesgo pero los nuestros fueron muy generosos enseñándonos la vida local de verdad.  

La diferencia entre contratar un guía privado y una agencia es que nosotros organizamos el viaje con lo que queríamos ver y el guía nos llevaba a donde queríamos y nos respetaba nuestros tiempos en cada sitio. Básicamente, lo que contratamos eran 8 horas con el guía y el chófer que después nos devolvía a nuestro hotel y teníamos la tarde libre. 

Nosotros contratamos todo el viaje con el guía Mohamed Hassan, (podéis contactarle en @viaje_diferente_a_egipto en Instagram). Él solo nos hizo todas las gestiones pero no fue nuestro guía durante el viaje. 

Eso sí, la primera noche nada más aterrizar el chófer nos llevó a una cafetería super local donde nos estaba esperando con una limonada para ponernos al día de todo lo que íbamos a ver y hacer los siguientes días. 

En El Cairo tuvimos dos guías privados con un chófer que nos recogían de nuestro hotel por la mañana y nos llevaban donde tocase ir ese día. Después, por la tarde, nos dejaban de nuevo en el hotel. 

La experiencia fue una maravilla y nos parece imprescindible hacerlo así, porque nos dejaban el tiempo que nosotros necesitamos en cada sitio y si queríamos bajar a hacer una foto paraban el coche donde hiciese falta. 

Además, los dos guías fueron muy diferentes tanto en la forma de ser como de explicar las cosas lo que nos dió dos visiones diferentes que nos encantó descubrir. Pararse delante de una pirámide o un jeroglífico sin alguien que te explique lo que estás viendo puede hacer tu viaje un aburrimiento ya que sentirás que estás viendo una piedra sin más. 

Por último, nos decantamos por contratar también a Mohamed Hassan el crucero ya que nos prometía un guía privado que vendría con nosotros en el barco y que nos acompañaría en cada parada. Aquí fue donde conocimos a Sayed (@s.a.gassab en Instagram). 

Sinceramente, no sé si merece la pena tener un guía privado en el crucero ya que toda la gente se baja a la vez y tiene que volver a la misma hora de las excursiones. Al final estás viendo el templo con toda la gente del crucero alrededor y todo tan masificado que ya te da igual si el guía se dirige a ti o a veinte más. 

Lo que sí nos encantó fue tener a Sayed como guía en Lúxor. Es un auténtico enamorado de su ciudad, conoce todos los rincones y horarios así que cuando dejamos el barco el último día nos organizó una visita cambiando el orden en el que lo que hace todo el mundo y disfrutamos de los Colosos de Menon, el Templo de la reina Hatchipsut, el Valle de los Reyes y el Templo de Ramsés III prácticamente solos. 

Además, nos llevó al Marsam Hotel a comer, donde coincidimos con los arqueólogos (españoles y extranjeros) que estaban trabajando en las expediciones y nos pareció una pasada conocer de cerca lo que hacen y cómo viven cuando están allí. 

Si volviéramos atrás, trataríamos de dedicarle por lo menos dos días a Lúxor y uno a Aswan con un guía privado como Sayed. 

Uber al rescate

Nosotros solo tuvimos un momento de agobio en el que nos perdimos en un mercadillo que se convirtió en un laberinto y que estaba abarrotado de gente. Abrimos la app de Uber pedimos un coche que nos llevase a nuestro hotel y conseguimos salir de allí en cuestión de 10 minutos (y por menos de 2€).

Tampoco diríamos que nos sentimos inseguros en esa situación, más bien al contrario, ya que íbamos con las cámaras, los móviles, etc. y nos podían haber metido la mano en la mochila tranquilamente sin enterarnos por la cantidad de gente que había. En este caso fue más el agobio de no ser capaces de salir de allí pero el Uber vino a nuestro rescate enseguida lo cual nos dió un punto extra de seguridad. 

Dinero en Egipto

En Egipto puedes pagar en Euros en todas partes, así que nosotros no cambiamos dinero antes de llegar. Como ya teníamos contratada la recogida en el aeropuerto y las excursiones del día siguiente, lo que hicimos fue pedirle al conductor que parara en un cajero para sacar dinero

Utilizamos la tarjetas Bnext que en su día no cobraba comisiones por sacar en el extranjero y nos hicieron el cambio de Mastercard perfecto. No tuvimos ningún problema y sacamos en moneda local sin pagar ningún tipo de comisión, pero las condiciones del banco cambiaron el pasado 20 de noviembre y ahora sí que cobran. 

Además, también utilizamos la tarjeta N26 para pagar sin comisiones tanto en hoteles como en restaurantes sin ningún problema.  

La combinación de ambas tarjetas nos pareció la mejor forma de gestionar el dinero en Egipto, aunque ahora tendríamos que buscar una tarjeta que no cobre comisiones por sacar en los cajeros del extranjero para hacerlo así. De todos modos, si tuviésemos que volver a viajar a Egipto, tendríamos en cuenta la opción de usar la N26 también para sacar dinero, ya que tiene una comisión fija del 1,7% (que es mucho más baja que la comisión que suelen cobran las casas de cambio). 

Lo mejor es que tratéis de conseguir billetes pequeños de 5 libras nada más llegar ya que vais a tener que dar propina por absolutamente todo y nosotros nos vimos en algún apuro porque nos quedábamos solo con billetes grandes y nos costaba bastante cambiar. En esto nos ayudaron mucho los guías.

Una de las cosas que no sabíamos es que las monedas pequeñas como las de 1 libra, son inaccesibles para los turistas y nunca las vais a ver, pero son realmente bonitas. Os recomendamos que tratéis de pedir al guía o algún local que os consiga alguna porque tienen la cara de Tutankamón y nos pareció uno de los mejores souvenirs para traer de recuerdo.

¿Maleta o mochila en Egipto? – Imprescindibles

Viajar a Egipto con maleta es lo más cómodo, siempre que vayáis con los traslados contratados. Al contrario que en otros viajes como los del sudeste asiático, en este caso os podemos recomendar ir con el equipaje que queráis ya que en este caso te recogerá un coche o el autobús de la agencia en la puerta del hotel o del aeropuerto en todos los trayectos y, en nuestro caso, cuando hacíamos excursiones dejábamos las mochilas y todo lo que no fuésemos a utilizar en el coche con el chófer. 

En mi caso, llevo la Osprey Fairview Wheels 36L que es un híbrido entre mochila y maleta diseñada para mujeres y que me parece muy práctica para los viajes, además que se puede subir al avión como equipaje de mano. 

Pero en este caso, también llevamos una maleta facturada para los dos. Aprovecho para contaros que en el aeropuerto de El Cairo la maleta tardó casi 1 hora en salir, y no parecía que fuera una excepción, así que si tenéis que hacer conexiones de vuelos conviene tenerlo en cuenta. 

Enchufes en Egipto 

Los enchufes en Egipto son iguales que en España, pero aprovecho este apartado para comentaros que si tenéis espacio en la maleta os echéis un ladrón con varios puertos ya que en nuestros hoteles y en el crucero los enchufes escaseaban y cargar los móviles, las cámaras, etc. era un poco rollo. 

Tarjeta SIM con internet

En el caso de la tarjeta SIM para viajar a Egipto os voy a contar por qué escogimos la opción “cara”, pero que sin embargo es la más cómoda y volveríamos a hacerlo. 

Nuestro vuelo aterrizaba por la noche en El Cairo y no sabíamos si las tiendas de móviles del aeropuerto iban a estar abiertas de madrugada. Además, teníamos el contacto de la persona que nos recogía en Whatsapp por lo que teníamos algún problema al llegar y conseguíamos conectarnos a internet podríamos comunicarnos con él. 

Así que empezamos a investigar cómo tener internet cuando llegasemos y así fue como descubrimos las tarjetas SIM de HolaFly para Egipto

La tarjeta SIM que cogimos en HolaFly valía para 15 días y ofrece 6GB por 47€. Si os interesa os dejamos un 5% de descuento si reserváis desde este enlace o si usáis el código UNMAPAENLOSPIES5

El internet nos funcionó muy bien en todo momento y apenas perdimos la cobertura en algunos puntos de navegación del crucero. Además, nos gustó mucho la opción de eSIM para viajar a Egipto que permite tener una SIM electrónica sin tener que esperar a que te envíen la física y pudiendo compatibilizarla con tu tarjeta SIM sin tener que sacarla.  

Sabemos que en Egipto se pueden encontrar las tarjetas SIM mucho más baratas, pero implican tener que buscar una tienda abierta, entenderte con ellos en inglés (ya que mucha de la información que vimos anunciada estaba en árabe), y esperar la cola, que al menos en el puestecillo de Orange que hay en el aeropuerto de El Cairo era bastante larga cuando pasamos. 

En el crucero del Nilo el internet es de pago (11€ por 1GB) y no llegaba muy bien a las habitaciones, no lo recomendaríamos. 

Vuelos a Egipto 

En nuestro caso volamos directos desde Viena hasta El Cairo con Egypt Air. Encontramos una oferta que permitía salir un viernes por la tarde y volver al siguiente domingo, haciendo un total de 9 días y 8 noches por 250€ con maleta facturada incluida. 

Todo parecía maravilloso hasta que nos cancelaron el vuelo de vuelta un par de semanas antes y nos retrasaron la vuelta un par de días automáticamente sin preguntar. Nos costó bastante contactar con Egypt Air, encima toda la comunicación era en inglés, pero conseguimos que nos metieran en un vuelo de otra compañía el mismo día que teníamos comprado. Nuestra experiencia con ellos no es muy positiva la verdad. 

  • VIE – CAI: Salíamos a las 15:30 y aterrizamos en El Cairo a las 18:45, pero se retrasó el vuelo un par de horas con Egypt Air. 
  • CAI – VIE: Salimos a las 03:35 de la mañana de El Cairo y aterrizamos en Viena a las 06:15 con Austrian Airlines. 

Desde España existen vuelos directos a El Cairo desde Madrid y Barcelona con Egypt Air que tienen vuelos diarios con horario fijo todo el año aunque dependiendo de la fecha pueden pasar los 500€. 

También hay opciones muy buenas con escala y volar al aeropuerto de Lúxor o de Aswan si vais a hacer el crucero por el Nilo. 

¿Qué hacer en Egipto?

El Cairo

El Cairo es el caos. No hay otra palabra que lo describa mejor. El Cairo es ruido, suciedad, contaminación, gente por todas partes, y un tráfico imposible, pero hay que vivirlo por lo menos una vez en la vida. 

Nosotros pasamos prácticamente 3 días completos conociendo la ciudad y nos enamoramos de sus millones de mezquitas a cual más bonita, sus bazares, y sus museos llenos de momias y obras de la época faraónica. Sin embargo, ahora pensamos que podíamos haber reducido un día aquí y habérselo dado a Lúxor. 

Recorrido por El Cairo Islámico
Si vas a viajar a Egipto por libre, no te pierdas nuestra guía de El Cairo Islámico, dónde hemos preparado una lista de todas las mezquitas y edificios imprescindibles que visitar.

Pirámides (Giza, Dashur y Saqqara)

Las pirámides hay que verlas en persona, no hay más. No hay fotografía, vídeo, ni nada que le haga justicia a lo que vas a tener ante tus ojos. 

Las pirámides principales son las de Giza destacando las tres más famosas de Keops, Kefrén y Micerinos y os recomendamos muchísimo buscar un hotel con azotea que tenga vistas para pasar al menos una noche (y disfrutar el espectáculo de luces gratis 😜). 

Además de estas hay muchas otras pirámides menores que tampoco os podéis perder, como la Escalonada de Zoser, ubicada en Saqqara y considerada la primera pirámide del mundo, así como la necropólis de Dashur.

Además, en la misma excursión podéis incluir la parada en Menfis, la que fuese la primera capital del país, para visitar la estatua colosal de Ramsés II.

Alto Egipto (Lúxor y Aswan) 

La forma más práctica de conocer la zona del Alto Egipto es en uno de los cruceros que van por el Río Nilo. Estos cruceros se pueden hacer de Lúxor hasta Asuán en 4 noches, o en dirección contraria como hicimos nosotros de Asuán a Lúxor en 3 noches, que es una noche menos porque va más rápido a favor de la corriente. 

Estos cruceros, también conocidos como motonaves, hacen parada en los templos de Kom Ombo, Edfu, Esna y Lúxor. Además, están pensados para incluir aparte las excursiones de Abu Simbel, el Pueblo Nubio, y la vista del amanecer en globo aerostático sobre el Valle de los Reyes, tres imprescindibles que en nuestra opinión no os podéis perder. 

Lúxor se convirtió en nuestra ciudad favorita del viaje y nos arrepentimos muchísimo de no haber pasado al menos una noche para poder disfrutar mucho más tranquilos de sus visitas. Estamos seguros que en nuestro próximo viaje a Egipto le vamos a dedicar mucho más.

Mar Rojo (Hurgada y Sharm el Sheikh) 

Nosotros no tuvimos tiempo para ir a conocer estas zonas, pero nos quedamos con las ganas porque el Mar Rojo es el paraíso para hacer buceo y snorkel. Miles de especies animales y vegetales únicas se pueden encontrar en sus aguas. 

Ambas ciudades (Hurgada y Sharm el Sheikh) cuentan con aeropuerto por lo que se puede llegar fácilmente con un vuelo interno. Sin embargo, en época de verano, estas zonas pueden estar muy masificadas ya que el Mar Rojo en Egipto es un paraíso de agua clara donde el buen tiempo está prácticamente garantizado. 

 Nuestro itinerario de 9 días en Egipto

  • Dia 0: Vuelo Viena – El Cairo – Giza
  • Dia 1: Pirámides Giza + Museo Egipcio 
  • Día 2: Dashur, Memphis, Saqqara
  • Día 3: Cairo Islamico + Bazar de Khan el Khalili 
  • Día 4: Ciudadela, Museo de la Civilización y Barrio Copto 
  • Día 5: Vuelo a Aswan, Templo Philae + Crucero
  • Día 6: Crucero – Excursión Abu Simbel 
  • Día 7: Crucero – Templo Edfu + Templo Lúxor
  • Día 8: Crucero – Globo + Lúxor + Vuelo a El Cairo
  • Día 9: Vuelo El Cairo a Viena
Museos El Cairo
Si vas a viajar por libre a El Cairo, no te pierdas nuestra lista de museos qué ver en El Cairo, dónde os contamos en qué museos podéis ver las obras más importantes.

Hoteles en Egipto

La opción de reservar con antelación los hoteles de Egipto dependerá del tipo de viaje que tengáis pensado hacer. En nuestro caso, fuimos con el itinerario completamente planificado así que reservamos los hoteles antes de ir para no andar perdiendo el tiempo buscando alojamiento. 

Sabíamos que los hoteles en Egipto no iban a ser gran cosa así que optamos por darle prioridad a la localización: 

Giza 2 noches

Elegimos el Hotel Mamlouk Pyramids por sus vistas a las pirámides pero cometimos un error eligiendo la “Habitación Doble Estándar con vistas panorámicas a las pirámides”, porque no tenía balcón pero las vistas eran completamente frontales.

El problema es que la ventana da a una terraza de un bar y había mucho jaleo todo el tiempo y no tenías nada de intimidad. Al final pedimos que nos cambiasen y la segunda noche nos pasaron a la “Habitación Superior con cama grande, vistas panorámicas a las pirámides y balcón”, que tenía vista lateral pero al menos se veía la esfinge y mucho mejor.

Fuente: Booking.com

El hotel está bastante nuevo y cuidado y tiene una azotea donde se sirve el desayuno con unas vistas de las pirámides de infarto. 

→ Ver hoteles en Giza

El Cairo 3 noches

Después de Giza nos tocaba dormir en El Cairo. Nos fuimos al Hotel Tahrir Plaza Suites, un hotel muy sencillo y bien de precio, ubicado en plena plaza Tahrir, y que nosotros disfrutamos porque usamos tapones para dormir.

Fuente:Booking.com

Si sois delicados para dormir no os recomendamos este sitio ya que el ruido de los claxon es continuo prácticamente las 24 horas. Por lo demás, no tenemos ninguna queja. 

→ Ver hoteles en El Cairo

En el resto de ciudades no reservamos hoteles porque dormíamos en el Crucero del Nilo. 

Crucero en el Nilo, ¿merece la pena?

Los cruceros (mejor dicho motonaves) que recorren el Nilo unen las ciudades de Lúxor y Asuán y se pueden hacer en ambos sentidos.

La diferencia es que el recorrido de Lúxor hasta Asuán implica una noche más ya que va contracorriente y, por tanto, suben un poco de precio:

→ Crucero por el Nilo de 4 días/3 noches de Asuán a Lúxor

→ Crucero por el Nilo de 5 días/4 noches de Lúxor a Asuán

Ambos recorridos hacen paradas en los mismos templos: Templo de Philae, Templo de Kom Ombo, Templo de Edfú, Templo de Karnak y el Templo de Lúxor.

En Lúxor, ya sea el primer día o el último en función de la dirección en la que cojáis el crucero, también visitaréis el Valle de los Reyes, el Templo de Hatshepsut y los Colosos de Memnon.

Además, podéis incluir actividades extra (que se pagan aparte y en nuestra opinión imprescindibles) como la excursión a Abu Simbel, la visita al poblado Nubio, el paseo en Faluca.

Todas estas excursiones están perfectamente programadas para que se puedan hacer en los ratos libres del crucero y os recogen en vuestro barco y os devuelven de nuevo en el mismo. Aunque de todas la experiencia que más nos gustó sin duda fue la del amanecer en globo, que permite ver el Valle de los Reyes, y muchos de los templos de Lúxor con una luz mágica.

En nuestra opinión, el crucero está bastante sobrevalorado, aunque es cierto que permite obtener una visión de la vida del Nilo imposible de conseguir haciendo el recorrido por carretera y las habitaciones y las comidas son bastante buenas para el precio que tienen los barcos.

Pero sin duda lo mejor del crucero por el Nilo son los atardeceres. Es algo que no olvidaremos y que hacen que realmente valga la pena.

Si queréis disfrutar de un crucero menos masificado y con un recorrido mucho menos turístico, os recomendamos que echéis un vistazo al crucero de 4 días por el lago Nasser, que también tiene una versión con un día más.

→ Crucero 4 días por el lago Nasser

→ Crucero 5 días por el lago Nasser

Estos barcos visitan Abu Simbel, la antigua ciudadela de Qasr, el cercano Templo de Amada, el Templo de Derr, la tumba de Penut, las ruinas de Wadi el Sebowa, los templos de Dakka y Mahrakka, la presa de Asuán y el Templo de Kertasi.

Transportes: cómo moverse por Egipto

Avión

Todas las ciudades turísticas de Egipto cuentan con un aeropuerto al que se puede volar fácilmente desde El Cairo. 

Nosotros cogimos un vuelo interno hasta Aswan con Nile Air para coger el crucero y otro de vuelta desde Lúxor con Egypt Air. Ambos salieron puntuales, incluían maleta facturada y nos dieron de comer. 

Tren

En nuestra opinión los vuelos internos es la opción más cómoda de moverse entre ciudades ya que las distancias son muy largas y no hay mucha diferencia de precios pero mucha gente opta por coger el tren nocturno de El Cairo – Aswan, que tarda unas 14 horas para vivir la experiencia local.

Coche privado con conductor

Para las excursiones que estaban lejos de las ciudades (como Abu Simbel o Saqqara), nosotros siempre llevamos un coche privado con conductor. Esto cuenta con la ventaja de que los coches suelen estar preparados con aire acondicionado y los trayectos se hacen muy amenos. 

Uber

En El Cairo usamos dos veces la app de Uber y funciona muy bien. El único problema que vemos es que los conductores no hablan inglés, así que tenéis que aseguraros que ponéis todo correctamente cuando lo pidáis. Ambos trayectos fueron casi de media hora y ninguno sobrepasó los 3€. 

Eso sí, en uno de ellos me cobraron un extra de 50 céntimos alegando ‘Tarifa dinámica de Uber’, que por lo que entendimos es que habíamos pedido el coche en un momento de mucha demanda. No nos había pasado nunca, pero honestamente tampoco peleamos mucho por recuperarlos. 

Cuaderno de Viaje Egipto – 51Trips

La mejor forma de organizar tu viaje a Egipto es con los cuadernos de viaje de 51 Trips, que incluye secciones con mapas, información general del país, checklist para preparar la maleta, un diario para ir anotando las visitas, presupuestos, etc. y crear un precioso recuerdo de tu viaje al país de los faraones.

Os recomendamos echarle a todos los detalles de este cuadero que tanto nos ayuda a organizar, apuntar detalles y después recordar todo lo vivido en 👉 este enlace. Además si utilizas nuestro código [UNMAPAENLOSPIES] tendrás un 10% de descuento.

Turismo responsable

Maltrato animal

Si hay algo que nos dejó en shock es el maltrato animal con el que desde el primer momento  tuvimos bien claro que no pensábamos colaborar. 

Los camellos y los caballos están sometidos a altísimas temperaturas sin ningún tipo de sombra, ni comida, ni agua. Se les ve completamente deshidratados cargando con el peso de los turistas en sus espaldas. Se rompe el corazón solo de verlos de verdad. 

En las pirámides de Giza vimos un caballo desplomarse porque no les dejan descansar y son constantemente golpeados y azotados

Aunque ya avisamos a Mohamed que nos negábamos a participar en cualquier tipo de actividad relacionada con animales, los guías en las pirámides insistían una y otra vez y no entendían bien porque no queríamos montarnos en el camello a hacernos la foto. Daba igual las técnicas de persuasión, nosotros simplemente nos negamos en redondo hasta que se aburrían. 

Lo mismo nos ocurrió en el crucero. La excursión al templo de Edfu se realiza en calesa de caballos y a nosotros ya nos habían advertido, así que cuando llegamos le dijimos a nuestro guía que buscase otra opción porque no nos íbamos a montar. 

Reconocemos que a los guías les chocaba muchísimo y aunque enseguida nos dio la alternativa y nos buscó un Tuk Tuk que ni siquiera tuvimos que pagar nos hacía todo el tiempo preguntas sobre por qué no queríamos montarnos en la calesa. 

La verdad es que os recomendamos hacerlo así porque además de no contribuir al maltrato animal, nos pareció super divertido recorrer las calles egipcias en Tuk Tuk. 

Niños 

Este es el otro tema que nos rompía el corazón, ya que se ve a muchísimos niños trabajando en cualquier cosa. 

El dilema principal son los niños que hacen de vendedores ambulantes y se te acercan vendiendo souvenirs. Sabes que si les dices que no saben que ese día no van a comer pero que sí le das sabes que lo estás fomentando. 

Además, vimos muchísimos niños trabajando en cualquier cosa como en talleres mecánicos o en las fábricas de piedras de alabastro. 

Basura, cuidado y mantenimiento

Siempre que hablo de Egipto tengo la necesidad de contarlo. Me indignó muchísimo verlo en primera persona. 

La basura en la calle se amontona por toneladas. Pero el verdadero problema que verdaderamente indigna es que no cuidan nada de su patrimonio. Las pirámides por dentro estaban llenas de mascarillas, botellas de plástico vacías, etc. Por fuera ya ni hablamos. Y los guardias de la puerta tirando las colillas para dentro.

Cuando llegamos al templo de Lúxor estaban preparando el desfile para la inauguración de la Avenida de las Esfinges y hasta el guía me pedía que no hiciese fotos de lo que estábamos viendo, porque no dábamos crédito. Sin ningún tipo de cuidado, apoyando tablones en columnas del Antiguo Egipto y hasta en una de las esculturas más famosas de Tutankamón. 

Además, muchísimas piezas, obras, templos, etc. están completamente expuestos a la gente que toca absolutamente todo, se suben en las esculturas a hacerse fotos y se apoyan en cualquier pared, columna o puerta a hacerse fotos. Tampoco es raro ver pintadas. 

Como turistas es posible que no nos pongamos a regañar a la gente en el momento, porque al final vas a acabar quemado durante todo el viaje, pero sí podemos contribuir a no ensuciar más de lo que ya tienen, a cuidar el patrimonio que es la obligación de todos y, sobre todo, a denunciarlo públicamente con todas las herramientas que podamos como esta que estoy usando yo hoy.

Excursiones contratadas antes de ir

¿Te ayudamos a organizar tu viaje? 

   Encuentra las mejores ofertas de hoteles 

   Aprovecha nuestro 5% descuento en las tarjetas SIM de Holafly

   5% de descuento en tu seguro de viajes (con cobertura COVID-19) 

   Reserva al mejor precio tus actividades y excursiones 

   Busca el cuaderno de viaje de tu destino con un 10%

   Antes de viajar cambia dinero al mejor precio en Exact Change

   Solicita tu Tarjeta Vivid con un 4% de Cashback

   Inspírate con nuestro equipo fotográfico

   Revisa nuestras recomendaciones para hacer la maleta perfecta  

También te puede gustar...

Sin comentarios

    Dejar una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.