Croacia Destinos

Guía para visitar el Parque Nacional de Krka en Croacia

Si estáis buscando las cosas imprescindibles que ver en Croacia seguro que ya os habéis encontrado con la excursión a las cataratas del Parque Nacional de Krka. Se trata del único Parque Nacional de Croacia donde está permitido el baño.

En este post trataremos de explicaros toda la información necesaria para planificar vuestra visita a Krka.

Parque Nacional de Krka

El área del Parque Nacional de Krka abarca un total de 109 km2 en el territorio de las ciudades de Knin, Drniš y Skradin, la ciudad de Šibenik y los municipios de Ervenik, Kistanje y Promina.

Los límites del parque se extienden 50 kilómetros a lo largo del curso superior y medio del río Krka, y el curso inferior del río Čikola.

El río Krka tiene 72,5 km de largo, lo que lo convierte en el 22° río más largo de Croacia. Se trata de un fenómeno natural de un valor excepcional gracias a sus siete cascadas.El Parque Nacional de Krka es un paraje natural de un valor incalculable, donde existen más de mil especies vegetales y animales, incluyendo anfibios, reptiles y especies de peces endémicas.

Si tenéis poco tiempo en Croacia, y dudáis si elegir entre los Lagos de Plitvice o las Cascadas de Krka, os diremos que los primeros son realmente espectaculares pero en Krka juega a favor el hecho de que te puedas bañar.

Cascadas de krka

¿Cómo llegar al Parque Nacional de Krka?

Coche

En nuestro caso, salimos en coche desde Split. La autovía llega prácticamente hasta la misma puerta y como madrugamos bastante fuimos solos por la carretera. El trayecto dura una hora y pagamos 5,5€ de peaje (31 kunas).

Nosotros fuimos hasta la entrada de Lozovac.

Alquiler de Coche
Si pensáis alquilar un coche, os recomendamos buscarlo por Rentalcars ya que te compara todos los precios de las compañías más conocidas y al ser parte de Booking ofrece bastantes garantías y opciones de cancelación.

Autobús

La opción del transporte público para llegar al Parque Nacional de Krka es factible cogiendo un autobús en cualquiera de las grandes ciudades. Nosotros no os podemos garantizar nada porque no los cogimos pero os dejamos la información por si os sirve de orientación.

  • Autobús Split – Krka (Skradin): Desde la Estación de Split disponéis de 15 salidas diarias. El primero sale a las 07:00 y el último a las 18:00. La duración del trayecto ronda 1h 30 minutos. El precio de ida y vuelta ronda los 22 € (160 kunas).
  • Autobús Zadar – Krka (Skradin): Desde la Estación Central de Zadar disponéis de 12 salidas diarias. El primero sale a las 09:30 y el último a las 19:30. La duración del trayecto varía entre 1h y 1h 30 minutos dependiendo de las paradas que realice. El precio de ida y vuelta ronda los 20 € (140 kunas).
  • Autobús Zagreb – Krka (Skradin): Desde la Estación Central de Zagreb disponéis de 3 salidas diarias. La primera salida desde Zagreb es a las 06:00 y llega a Plitvice a las 09:45. Dependiendo de las paradas, la duración del trayecto ronda las 3h 45 minutos. El precio de ida y vuelta ronda los 30€ (210 kunas).

Excursión Organizada

Si preferís ir a lo seguro y no complicaros la vida, podéis contratar una excursión organizada desde cualquiera de las grandes ciudades croatas. Es la opción más cómoda ya que incluye los traslados desde vuestro hotel en autobús climatizado, la entrada al parque y la visita guiada a la legendaria ciudad de Šibenik.

Excursiones a Krka y Šibenik

¿Dónde aparcar en el Parque Nacional de Krka?

El aparcamiento en el Parque Nacional de Krka es gratuito. El parque abre a las 8 y nosotros llegamos a las 7:30, así que el parking estaba completamente vacío. Sin embargo, mientras comprabamos las entradas, empezaron a llegar muchos coches y enseguida se llenó.

Nosotros aparcamos en la entrada de Lozovac, y cuentan con dos taquillas donde se pueden comprar las entradas, coger mapas y pedir información.

Entre los meses de abril y octubre existe un servicio de traslados gratuitos en autobús desde el parking hasta la cascada más famosa del parque, Skradinski buk.

Si preferís hacerlo andando, el sendero que llega desde el parking de Lozovac hasta la cascada tiene una longitud de 875 metros.

La otra entrada está en Skradin, y el aparcamiento también es gratuito. Desde abril hasta noviembre los visitantes son transportados en botes hasta la cascada. Si se prefiere hacer el recorrido andando, existe un sendero de 4 kilómetros que también está preparado para bicis.

Precios de Krka

En el Parque Nacional de Krka el precio de la entrada varía dependiendo de la época del año, si vais en grupo, si vais con niños y qué edad tienen, si sois estudiantes… Así que como nos podíamos tirar hasta mañana explicando todos los precios, os hemos dejado una tabla resumen de las entradas más típicas para un adulto, y para más información podéis visitar la web oficial del Parque.

Estos precios incluyen todas las rutas terrestres por el Parque, entrada a los molinos, barco entre Skradin y Skradindiski buk, autobús entre Lozovac y Skradinski buk,que se cogen dentro del Parque. En las oficinas solo se aceptan Kunas, por lo que el precio en euros es orientativo.

Skradinski buk Roški slap Kistanje, Burnum,

Puljane

Enero 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas)
Febrero 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas)
Marzo 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas)
Abril 14,50€ (110 kunas) 8€ (60 kunas) 5,50€ (40 kunas)
Mayo 14,50€ (110 kunas) 8€ (60 kunas) 5,50€ (40 kunas)
Junio 14,50€ (110 kunas) 8€ (60 kunas) 5,50€ (40 kunas)
Julio 27€ (200 kunas) 13,50€ (100 kunas) 5,50€ (40 kunas)
Agosto 27€ (200 kunas) 13,50€ (100 kunas) 5,50€ (40 kunas)
Septiembre 14,50€ (110 kunas) 8€ (60 kunas) 13,50€ (100 kunas)
Octubre 14,50€ (110 kunas) 8€ (60 kunas) 13,50€ (100 kunas)
Noviembre 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas)
Diciembre 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas) 4€ (30 kunas)

Horarios de Krka

El Parque Nacional de Krka abre al público los 365 días del año, pero no todas las opciones por lo que conviene confirmarlo si vais en invierno. Además, el horario puede variar dependiendo de la temporada.

Consejo
A partir de las 16:00 el precio de las entradas baja, así que en verano puede ser una buena opción ir por la tarde, aunque si hace bueno nosotros os recomendamos aprovechar todo el día.
Skradinski buk y Roški slap Monasterio Krka, Puljane, Burnum
Enero 9:00 – 16:00 cerrado
Febrero 9:00 – 16:00 cerrado
Marzo 9:00 – 17:00 cerrado
Abril 8:00 – 18:00 10:00 – 18:00
Mayo 8:00 – 19:00 10:00 – 18:00
Junio 8:00 – 20:00 10:00 – 18:00
Julio 8:00 – 20.00 8:00 – 20:00
Agosto 8:00 – 20:00 8:00 – 20:00
Septiembre 8:00 – 19:00 10:00 – 18:00
Octubre 9:00 – 17:00 10:00 – 17:00
Noviembre 9:00 – 16:00 cerrado
Diciembre 9:00 – 16:00 cerrado

¿Qué ver en el Parque Nacional de Krka?

Cascada Skradinski buk

La cascada Skradinski buk es una de las más famosas de Croacia. Se trata de la cascada más larga del río Krka.

Krka en Croacia

Para llegar desde la entrada de Skradin podéis elegir entre tomar un barco del Parque o llegar andando por una ruta de senderismo bien preparada.

Si optáis por llegar en barco tenéis que tener en cuenta que solo funciona entre los meses de abril y octubre y que viene incluido con la entrada del Parque, por lo que aseguraros de pasar por una taquilla antes de montaros.

Sin embargo, si preferís llegar andando desde Skradin, tenéis que saber que la distancia hasta Skradinski buk es de 3,4 kilómetros y no es necesario comprar las entradas hasta que lleguéis allí.

Desde laentrada de Lozovac durante los meses de verano, el parque pone a disposición de los visitantes unos autobuses que llegan hasta Skradinski buk, mientras que en invierno podréis llegar hasta allí directamente en vuestro coche.

Molinos de agua

En Skradinski buk se conservan varios molinos de agua que mantienen su arquitectura tradicional aunque algunos hayan sido renovados. Cerca de la cascada, se pueden visitar algunos de los molinos que se han convertido en áreas de exhibición.

Isla de Visovac

La isla de Visovac es el atractivo cultural más importante que tiene el Parque Nacional de Krka. Lo que hace tan especial este sitio, es que cuenta con un monasterio franciscano que data del año 1445.

Este valor excepcional, hace que a la isla de Visovac lleguen multitudes de peregrinos que incluso tienen que contratar excursiones en barco para poder llegar hasta allí.

El monasterio alberga una valiosa colección arqueológica, una colección de telas y platos históricos de la iglesia y una rica biblioteca, con varios manuscritos históricos, valiosos libros e incunables.

A la isla de Visovac solo se puede llegar mediante una excursión en barco y tenéis dos opciones: una excursión de dos horas acompañados de guías que incluye la visita durante media hora de la isla de Visovac, o una excursión de cuatro horas que incluye una parada de una hora y media en la cascada de Roški slap. Nosotros nos decantamos por esta última y más abajo os contamos nuestra experiencia.

Cascada Roški slap

Roški slap, también es conocida como la “gran cascada” ya cuenta con una altura de 22,5 metros. La cascada está situada en un paraje natural, rodeada de naturaleza y animales. Nosotros pudimos ver hasta cisnes en libertad.

Al igual que en Skrandiski buk, aquí también hay molinos de agua, varios de los cuales han sido restaurados y devueltos a su función original, y están considerados como uno de los monumentos más apreciados del país.

Para llegar podéis ir por carretera o contratar en el parque una excursión desde Skradiski buk en barco que dura 4 horas, y que además del recorrido por el cañón Među incluye una parada de media hora en la isla de Visovac.

Roski Slap

Monasterio de Krka

El monasterio de Krka es el centro espiritual ortodoxo más importante de Dalmacia. Fue construido en el siglo XVI sobre los cimientos de otro monasterio que había anteriormente.

Junto a él, se puede visitar una iglesia de estilo bizantino que cuenta con unas antiguas catacumbas romanas abiertas al público.

Para llegar al monasterio de Krka tenéis dos opciones: contratar una excursión organizada en barco, que sale desde la cascada de Roški Slap durante los meses de verano, con una duración de 2 horas y media o llegar por carretera desde Kistanje hasta el aparcamiento que hay en el Monasterio.

Nosotros no llegamos a visitarlo así que no sabríamos deciros cual es la mejor opción.

Burnum / Puljane

El sitio arqueológico de Burnum está ubicado dentro del Parque Nacional Krka, e incluye los restos del único anfiteatro militar romano de Croacia, los arcos del cuartel y varios muros del campamento militar.

Además, en el centro de Puljane, se exhiben los artefactos arqueológicos excavados tales como armas, herramientas y artículos de uso diario.

Para acceder a Burnum solo se puede llegar por carretera y se puede visitar durante todo el año. Nosotros no llegamos a ir, pero por las fotos que habíamos visto nos quedamos con bastantes ganas.

Nuestra experiencia

Entrada de Lozovac

Después de la experiencia en los Lagos de Plitvice, sabíamos que había que madrugar si queríamos disfrutar sin aglomeraciones. Nos levantamos a las 6 de la mañana para recoger las cosas y poner rumbo al Parque Nacional de Krka.

Desde Split tardamos aproximadamente una hora en coche hasta la entrada de Lozovac y pagamos 5,5 € (31 Kunas) de peaje.

El Parque abre a las 8 de la mañana así que cuando llegamos el parking aún estaba vacío, aunque ya empezaban a llegar los primeros madrugadores como nosotros.

En el parking había dos taquillas para comprar las entradas, que abrieron un poco antes de las 8.

Compramos solo las entradas del parque y cogimos el primer autobús que lleva desde la entrada de Lozovac a la cascada de Skradinski buk. La carretera es bastante estrecha y llena de curvas, en el mapa podéis ver el recorrido señalado en morado.

Mapa Krka

Cuando nos bajamos del autobús, nos acercamos a la taquilla para preguntar por las excursiones y nos decantamos por la que ofrecía la visita a la isla de Visovac y Roški slap. Nos costó 19 € a cada uno (130 kunas) y no aceptan carnet de estudiantes.

Aún teníamos algo de tiempo hasta que saliese el barco, así que decidimos bajar corriendo a Skradinski buk para poder verlo sin gente.

Skrandiski buk (Parte 1)

Mientras bajábamos por el sendero, nos fuimos encontrando con varios miradores que ya dejaban ver la cascada, aunque como queríamos llegar los primeros a la cascada no nos paramos.

Vistas de Krka

Por el camino también nos encontramos varios tramos de escaleras, aunque en general el camino estaba muy bien preparado.

Cuando bajamos el último tramo de escaleras, ya empezamos a escuchar la cascada. Eso sí, lo primero que te encuentras cuando llegas es un descampado lleno de tiendas de souvenirs, helados, etc.

Objetivo conseguido. Llegamos los primeros al famoso puente desde donde se puede disfrutar las vistas de la cascada y pudimos disfrutar sin gente ni aglomeraciones.

Skrandinski buk

La felicidad duró poco. Apenas llevábamos 10 minutos haciendo fotos cuando empezó a llegar la gente. Incluso algunos valientes se atrevían a bañarse a pesar de que estaba nublado y hacía frío, aunque se llevaron el lujo de tener para siempre el recuerdo de bañarse solos en Krka.

El tiempo para coger el barco de la excursión se nos estaba echando encima, así que nos tocó deshacer la ruta que habíamos hecho con el autobús, esta vez andando y cuesta arriba.

En este momento empezó nuestra odisea, ya que comenzó una tormenta eléctrica y a llover como si no lo hubiese hecho en años. A pesar de que íbamos bien preparados con chubasqueros y zapatillas impermeables cuando llegamos a la entrada estábamos chorreando.

Excursión en barco

Por un momento llegamos a dudar si saldría el barco, así que cuando empezó a parar nos acercamos a un puesto de información y nos explicaron que el barco iba techado.

Para llegar al puerto desde la entrada nos tocó hacer el caminito que podéis ver señalizado en color blanco en el mapa.

Mapa Krka

Isla de Visovac

Una vez tomamos el barco, la primera parada sería la isla de Visovac. Allí estuvimos una media hora.

Para los que hayáis estado en Bled, en Eslovenia, esta isla os puede recordar a la que hay en el lago con la iglesia en medio.

Isla de Visovac

Cuando llegamos nos recibió una guía en inglés que nos explicó algunos datos de la isla y el monasterio.

Tras diez minutos de charla nos dejaron libres para conocer un poco a nuestro aire. Nosotros que íbamos calados y muertos de frío encontramos un baño y aprovechamos para secarnos y cambiarnos.

Aparentemente solo vimos la iglesia y los huertos de los monjes, así que como parecía que no había mucho más que ver y otra vez empezaba a tronar, desistimos de investigar más y nos volvimos al barco.

Cascada Roški slap

En el barco pusimos rumbo a la siguiente parada: la cascada de Roški slap. Desde el barco es de donde mejor se ve la cascada, aunque si llegáis en coche y bajáis al muelle podréis obtener una vista frontal. En el barco dan alguna vuelta para que todos los pasajeros puedan disfrutar las vistas y echar fotos.

Cascada Roski Slap

En los alrededores de la cascada hay algunos molinos de agua restaurados que se pueden visitar.

Nos dimos una vuelta y nos sentamos en un merendero que tienen preparado para almorzar. Nosotros íbamos preparados con bocadillos, pero si no lleváis nada también hay un bar que vende comida.

Entre unas cosas y otras la hora se nos pasó rápido y pusimos rumbo de vuelta al barco que nos llevase de nuevo a Lozovac.

Skrandiski buk (Parte 2)

El barco nos dejó en el mismo puerto. Cuando nos bajamos hacía un sol radiante y, por lo menos, 30 grados. Con ese calor no pudimos resistirnos a bajar de nuevo hasta Skrandiski buk, esta vez mucho más relajados y pasando calor.

Cuando llegamos la estampa nada tenía que ver con lo que habíamos visto por la mañana. Miles de personas habían invadido lo que antes había sido un descampado y disfrutaban del sol y el agua.

Cascada Skrandinski buk

Nosotros no íbamos a ser menos, así que buscamos un hueco para dejar las cosas y nos fuimos directos al agua. La experiencia de bañarse bajo las cascadas es indescriptible, aunque no te dejan llegar hasta ellas. Que no os asuste la gente porque es tan grande que hay hueco de sobra para todos sin agobios.

Parque Krka en Croacia

Cuando nos aburrimos de bañarnos y nos comimos el helado de rigor (quién nos lo iba a decir aquella mañana) pusimos de nuevo rumbo al coche, pero esta vez cambiando la ruta.

En el mapa podéis ver la ruta que continuamos marcada de color rosa.

Mapa Krka

Esta ruta pasa por varios miradores, algunas zonas de descanso con restaurantes y por molinos abiertos al público y termina en la parada del autobús que volvimos a coger para llegar hasta la entrada de Lozovac.

Mapa del Parque Nacional de Krka

¿Dónde dormir cerca de Krka?

Desde nuestro punto de vista, una de las mejores forma de conocer el parque es dormir cerca la noche anterior a la visita.

Os hemos hecho una selección de algunos hoteles cerca del parque:

Descuentos en Booking
¡Os regalamos 15€ de descuento en Booking y 25€ de descuento en Airbnb!

Dónde comer en Krka

En nuestro caso, íbamos preparados con bocadillos para comer, pero si no queréis ir cargados tenéis muchas opciones para comer en Krka. Os hemos preparado una lista con algunos de los restaurantes:

Imprescindibles en nuestra mochila

Hacer la mochila para ir a Krka puede parecer algo muy básico, pero para que no se os olvide nada os vamos a resumir las cosas que fueron realmente imprescindibles para nosotros.

En primer lugar las zapatillas de trekking impermeables nos salvaron la vida, porque con la tormenta que pillamos todo estaba muy embarrado y resbaladizo y en ocasiones se hacía difícil andar. Por si os sirve de referencia, nosotros llevamos unas Kilimanjaro de chica y unas Asics de chico, que compramos en el último momento de rebajas y no las hemos encontrado en internet.

Además, nos vino muy bien llevar ropa de repuesto. Como acabamos empapados agradecimos ponernos unos calcetines secos cuando terminamos la ruta y sobre todo para conducir más cómodos.

Por si el tiempo no os acompaña como nos ocurrió a nosotros, os recomendamos que os echéis a la mochila un buen chubasquero. Os aconsejamos que busquéis una funda impermeable para cubrir la mochila.

Si por otro lado, esperáis un día soleado y caluroso, os recomendamos prepararos con crema de sol, gafas de sol, etc. y lo más importante: ¡el bañador!

Nosotros también contábamos con una bolsa impermeable donde metimos las carteras, la cámara réflex, los pasaportes y cosas de valor cuando nos fuimos a bañar. No éramos los únicos, pero sí notamos miradas de “envidia”, porque la gente se iba turnando por no dejar las cosas solas y nosotros pudimos bañarnos juntos. Así que en nuestra opinión este es uno de los imprescindibles para ir al Parque Nacional de Krka.

Consejo
El suelo está lleno de piedras muy resbaladizas. ¡No olvidéis llevar unos escarpines si tenéis intención de bañaros!

En este caso, también se necesitan unos escarpines para poder bañarse porque el suelo está lleno de piedras y resultan muy resbaladizas. Es un poco peligroso y a la gente que iba descalza o en chanclas la veíamos pasarlo realmente mal.

En este caso pusimos la GoPro Hero 4 Silver en el palo selfie por que es la que tiene pantalla. Además se conecta con el mando a través del wifi. Tanto el mando como el palo selfie son impermeables así que pudimos hincharnos a hacer fotos hasta que nos aburrimos.

Para comer nosotros habíamos llevado fiambre de España y nos hicimos bocadillos. También compramos patatas en un supermercado el día anterior y un par de botellas de agua en la tienda de souvenirs cuando llegamos. En la zona de la cascada de Skrandiski Buk hay muchos puestos donde podéis comprar de todo, desde bocadillos hasta helados.



También podría gustarte...

Sin comentarios

    Dejar una Respuesta