0
Egipto

¿Qué ver en El Cairo? Recorrido por el Cairo Islámico

El Cairo Islámico se denomina a la zona centro de la ciudad donde se conservan la mayoría de antiguas mezquitas y edificios históricos, aunque muchos de ellos están en un lamentable estado de conservación. 

En su día, el primer núcleo islámico en Egipto se ubicaba en lo que se denominó como El-Fustat en el 641, pero en esta ubicación ya solo quedan ruinas que se pueden visitar. 

La ciudad creció de una forma bastante caótica y sin planificación alguna, por lo que en el 969 la capital se trasladó al vecino Cairo.  Sin embargo, a pesar de esta situación, El Cairo Islámico está declarado Patrimoninio de la Humanidad por la UNESCO desde 1979.  

Tour histórico por El Cairo Islámico
Si estáis organizando vuestro viaje a Egipto por libre os recomendamos contratar vuestro Tour por El Cairo Islámico desde este enlace.

  Mapa El Cairo Islámico

  Mezquita de Amr Ibn el-Ass

En El Cairo Islámico se encuentra la mezquita de Amr Ibn el-Ass, la primera construida no solo en Egipto sino también en África, pero ha sido reconstruida tantas veces que ya apenas conserva nada de su estructura original y por eso casi no se visita. 

  Mezquita de Ibn Tulun

Nuestra ruta por El Cairo Islámico la hicimos por orden cronológico por lo que nuestra primera parada fue en la Mezquita de IbnTulun, la segunda más antigua de la ciudad, y la mejor conservada. 

Se trata de la mezquita más grande de la ciudad y fue construida en ladrillo en el año 876, pero ha sobrevivido en su forma original. 

el cairo islamico - mezquita de ibn tulun

Esta mezquita destaca por su sencillez y por su patio, que sorprende por sus dimensiones y por una gran cúpula central con la fuente de abluciones, donde los musulmanes lavan algunas partes de su cuerpo con el fin de purificarlo antes de rezar. 

En los techos de la mezquita hay algunas inscripciones del Corán talladas en madera que, según el historiador Al-Maqrizi, provenían de los leños del arca de Noe. Según algunas leyendas, este es el lugar donde tocó tierra después del Diluvio Universal. 

Sin duda, lo que más nos gustó de la Mezquita de Ibn Tulun fue su minarete en forma de espiral, inspirado en la arquitectura iraquí. Lo que lo hace más peculiar es que la escalera sube por el exterior y no por el interior, como en el resto de mezquitas. Es imprescindible subir porque ofrece una panorámica única de El Cairo. 

  Mezquita-Madrasa del sultan Hassan 

Apenas a 1 kilómetro de distancia de la Mezquita de Ibn Tulun, se encuentra la plaza de Saladino que alberga dos mezquitas espectaculares. 

Una de ellas, es la Mezquita-madraza del Sultán Hassan, que fue construida durante la época mameluca entre 1356 y 1363. Está considerada una obra maestra de la arquitectura islámica por su gran cúpula, la altura de su minarete y la innovación en la decoración. 

Este complejo no solo cumplía con funciones de mezquita, sino también de ‘Madraza’, que significa ‘Escuela’ en árabe, aunque se suele utilizar para hablar específicamente de una escuela religiosa islámica, donde los alumnos que estudiaban el Corán vivían internos. 

Después de dejar los zapatos para entrar en la mezquita, encontrarás el espacio donde se encontraban las habitaciones de los alumnos, que estaban distribuidas en varios pisos. 

Lo siguiente será el patio de la mezquita, muy llamativo por su suelo de mármol de diferentes colores. La fuente de abluciones se encuentra en el centro y está cubierta por una cúpula de madera, mientras que el Mihrab y el púlpito están hechos de piedra.  

Al lado del mihrab hay una puerta donde se entra a la sala del mausoleo. Aunque todo el mundo cree que el sultán Hasan está enterrado aquí, lo cierto es que su cuerpo se perdió y no se sabe dónde está. Lo que sí se sabe es que dentro de la tumba se encuentra su hijo. 

  Mezquita Al-Rifai

En la misma plaza de Saladino, pegada a la mezquita del Sultán Hassan, fue construida entre 1869 y 1912 la Mezquita al-Rifai

La arquitectura de esta mezquita es espectacular, destacando las enormes columnas de su puerta y la decoración de sus fachadas. 

El interior de la mezquita y toda la zona de rezo también presenta una decoración espectacular.

Sin embargo, la principal característica de esta mezquita son los lujosos sepulcros reales, algo que no es muy habitual de ver en este tipo de templo y por eso es conocida como la “Mezquita Real”.  

Gran parte de la construcción está dedicada a albergar las tumbas de los últimos reyes de Egipto (Fuad y Faruk), así como un santuario dedicado a la tumba del último sha de Persia (Reza Pahlavi). También se encuentran enterrados otros numerosos miembros de la familia real egipcia.

  Mezquita del Sultan el Muayyad 

Una vez terminada la visita de las mezquitas de la plaza de Saladino, toca coger el coche para poner rumbo a la calle Al Moez, una de las calles más antiguas de la ciudad.

En esta zona, nuestra visita comienza en la calle Al-Azhar en dirección a Bab Zweila, una de las tres puertas que aún se conservan de la antigua muralla de la ciudad. En 1420, a esta puerta se le añadieron dos torres que cumplen la función de minaretes de la mezquita que vamos a hablar a continuación.

La historia cuenta que antiguamente aquí se ubicaba una prisión donde el sultán Mu’ayyad fue encarcelado. Durante su estancia, se prometió que transformaría ese lugar en un espacio educativo y así lo hizo. 

Tras llegar al poder, el sultán al-Muayyad mandó reemplazar la antigua prisión en una mezquita de la que destacan sus dos grandísimas puertas de madera cubiertas con bronce que dan entrada a su mausoleo. Nosotros no tuvimos tiempo para entrar. 

  Mezquita de Al-Azhar

Nuestro camino nos lleva de nuevo a la calle Al-Azhar cruzando un mercadillo local. En esta zona apenas nos cruzamos con turistas y se respiraba el ambiente cairota auténtico. Es un paseo auténtico que merece la pena hacer. 

La calle Al-Azhar es la arteria principal de El Cairo Islámico y divide esta zona en dos, la norte y la sur. Aquí se encuentra la mezquita de nombre homónimo y que es la principal de la ciudad. 

La mezquita de Al-Azhar fue construida en el año 970 y en el año 988 el califa al-Aziz la convirtió en la primera universidad del mundo y aún sigue en funcionamiento aunque la universidad principal se ha trasladado a otra zona más amplia. 

Aquí se estudian todo tipo de estudios de ciencias y otras áreas como empresariales. Sin embargo, destaca por ser el centro de estudios del Islam más importante del mundo. 

La mezquita de Al-Azhar apenas conserva nada de su arquitectura original, y ofrece una mezcla de estilos muy variados especialmente en el exterior. 

Sabemos que por dentro es muy bonita y la sala principal cuenta con un total de 140 columnas, pero nosotros no llegamos a entrar. Cabe destacar que solo es visitable la zona de mezquita y que las clases no se pueden visitar. 

  Mezquita de Hussein 

Tras esta parada ponemos de nuevo rumbo hacia la calle Al Moez. De camino, llegamos a la plaza de Midan Hussein donde se encuentra la mezquita homónima.

La Mezquita de Hussein es fácilmente reconocible porque delante tiene unas sombrillas eléctricas gigantes, que fueron un regalo de Arabia Saudí y que son exactamente iguales que las que hay en la Mezquita del Profeta (ubicada en Medina). 

La mezquita de Hussein no es visitable para los turistas. A pesar de que no tiene nada de interés, ya que fue reconstruida en el siglo XIX, es un lugar muy santificado y concurrido, (especialmente durante el Ramadán) porque se supone que conserva la cabeza de Hussein, nieto de El Profeta Mahoma. 

Nosotros pasamos varias veces por esta plaza durante el viaje y la verdad es que siempre está muy animada. Sin embargo, tenemos que decir que esta plaza es el único sitio donde los vendedores se pusieron especialmente pesados y agobiantes. 

En la misma plaza, nos recomendaron subir a la azotea del Hotel Hussein a tomar el té (no lo recomendamos para dormir), que ofrece vistas a la mezquita y todo al ambiente que se respira alrededor. Al final no tuvimos tiempo, pero nos lo guardamos para la próxima. 

Preparativos Viaje a Egipto
Si estáis organizando vuestro viaje podéis encontrar toda la información necesaria en nuestro post de preparativos para viajar a Egipto.

  Complejo del Sultán Qalawun 

Nuestro paseo por El Cairo islámico se completa llegando de nuevo a la calle Al-Muez con la visita a la mezquita del Sultán Qalawun.

Se construyó en 1285 y recibe el nombre de Complejo del Sultán Qalawun, ya que además de mezquita también es madraza (escuela), y cuenta con un mausoleo. 

Pero sin duda la parte más relevante de la historia de este complejo arquitectónico es que también fue un hospital que destacó por ser pionero en enfermedades mentales, pero que fue demolido en 1910.  

El interior del mausoléo se puede visitar y merece la pena hacerlo porque su arquitectura por dentro es espectacular.

Además, merece la pena pararse a contemplar su Mihrab, para mi el más bonito de los que vimos en El Cairo. 

Junto a este mausoleo, su hijo Al-Nasir Muhammad decidió construir el suyo.

A pesar de que por dentro es mucho más sobrio que el anterior, por fuera destaca su minarete, el único de estuco (masa que se forma mezclando agua de cola y yeso blanco) que queda en El Cairo. 

  Ciudadela de Saladino 

La Ciudadela es una fortificación que fue construida por Salah al-Din (Saladino) en 1176 para proteger la ciudad de las cruzadas. Se trata de una de las fortalezas defensivas más impresionantes construidas en la época medieval en Oriente Medio. 

Fue construida sobre las colinas de Mokattam, desde donde se obtenían unas impresionantes vistas tanto de la ciudad de El Cairo como de El-Fusat, que fueron unidas a través de unas altísimas murallas de piedra para poder custodiarlas. 

Saladino no pudo terminar de ver la construcción ya que se completó en 1207 durante el reinado del sultán Kamel ibn al-Adel. Desde entonces sirvió como residencia de los gobernadores de Egipto a lo largo de los siglos. El último que vivió en ella fue Muhammad Ali hasta 1848.

el cairo islamico - vistas ciudadela saladino

A lo largo de los siglos, la Ciudadela se fue convirtiendo en una pequeña ciudad, donde se fueron construyendo monumentos tan importantes como la imponente Mezquita de Alabastro

También se encuentran las mezquitas del sultán al-Nasir Muhammad, construida en 1318 y la de Suleiman Pasha al-Khadim, construida en la era otomana hacia el 1528. Además también se puede visitar el Museo Militar y el Museo de la Policía, entre otros. 

  Mezquita de Alabastro (Mohammed Ali) 

La mezquita de alabastro de El Cairo está inspirada en la Mezquita Azul de Estambul. El parecido no es casual ya que Muhammad Alí (que por si quedan dudas no es el boxeador si no el gobernador egipcio), mandó traer al arquitecto Yusif Bushnak desde Estambul para su construcción, que buscó la inspiración en su país natal. 

La construcción se inició en 1824 en honor al hijo fallecido del gobernador y la verdadera joya son sus minaretes de 83 metros de altura. Se dice que Mohamed Alí pidió al arquitecto que llegaran hasta el cielo.

La sala de rezo está cubierta por una gran cúpula central, cuatro semicúpulas y cuatro cúpulas más pequeñas.

Dentro también se encuentra la tumba de Muhammed Ali

En el patio hay una torre con un reloj, que fue regalo del rey Luis Felipe de Francia a cambio del obelisco de Ramsés II que hoy se puede ver en la plaza de la Concordia de París. Se dice que nunca ha llegado a funcionar. 

Dormir en El Cairo Islámico

El Riad Hotel de Charme, sería una de las opciones que tendríamos muy en cuenta si algún día volvemos a El Cairo. Este hotel boutique cuenta con 17 suites con una decoración inspirada en la historia islámica de El Cairo.

el cairo islamico - le riad hotel de charme
Fuente: Booking

Está ubicado en el corazón del antiguo Cairo, a 300 metros de la calle Al-Muez. Ofrece un restaurante en la azotea con vistas panorámicas e incluye le desayuno.

Dormir en la zona de El Cairo Islámico puede ser una buena opción ya que podéis ir andando a la mayoría de mezquitas que os hemos mencionado anteriormente. Sin embargo, no hay mucha oferta de alojamientos por esta zona.

→ Ver precios hotel Le Riad Hotel de Charme

También tenéis que tener en cuenta que El Cairo es una ciudad extremadamente ruidosa, por lo que es complicado encontrar un hotel donde no se escuchen los cláxones de los coches a todas horas. Nosotros lo solucionamos con tapones de los oídos.

Traslados desde el aeropuerto
Si no queréis complicaros la vida podéis contratar un traslado privado que os lleve desde el aeropuerto hasta vuestro hotel

Tours por El Cairo Islámico

¿Te ayudamos a organizar tu viaje? 

   Encuentra las mejores ofertas de vuelos 

   Encuentra las mejores ofertas en hoteles de Booking

   5% de descuento en tu seguro de viajes (con cobertura COVID-19) 

   Reserva las mejores actividades y excursiones 

   Inspírate con nuestro equipo fotográfico

   Revisa nuestras recomendaciones para hacer la maleta perfecta  

   No te olvides de buscar el cuaderno de viaje de tu destino

También te puede gustar...