Destinos Eslovenia

¿Qué hacer en el Lago Bohinj de Eslovenia?

A pesar de que Bled se ha ganado la fama de ser el lago más bonito de Eslovenia, el Lago Bohinj puede presumir de ser el lago más grande del país y no se puede decir que sea mucho menos bonito.

Situado en pleno valle del Parque Nacional de Triglav, el Lago Bohinj se encuentra en un paisaje verdaderamente idílico, rodeado de unas altísimas montañas que custodian un entorno mucho más salvaje y tranquilo que el que se respira en Bled.

El valle fue creado por un glaciar que se abrió paso a través de la tierra hace más de 14.000 años y se ha demostrado que durante la Edad de Bronce el valle ya estaba poblado y el área fue utilizada para trabajar el hierro y la minería.

Si nos preguntáis cuál es la mejor época para visitar el Lago Bohinj, os diremos que nos parece un destino ideal para cualquier época del año, pero nosotros recomendamos ir en verano porque bañarse en sus aguas azul turquesa es una experiencia brutal. Además de que la mayoría de las actividades que se pueden hacer por la zona son al aire libre.

Sin embargo, los amantes del esquí tienen una buena oportunidad de conocer el Lago Bohinj en invierno si eligen el Vogel Ski Centre como punto para esquiar en Eslovenia.

Vista-Vogel-Teleferico

¿Cómo llegar al Lago Bohinj?

Avión

Como ya os contamos en los anteriores post de Eslovenia, desde España aún no existe conexión directa con el aeropuerto de Ljubljana, aunque desde Madrid hemos localizado algunos con escala en Italia cuya duración no supera las 6 horas.

A donde si disponéis de vuelos directos, algunos con compañías low cost como Ryanair, es a Trieste. Esta ciudad se encuentra a 170 kilómetros del lago de Bohinj, por lo que pueden ser un buen punto de partida si alquiláis un coche.

Un poco más lejos, pero que quizás también puede ser factible, tenéis la opción de volar a Zagreb, la capital de Croacia, desde donde tendréis que conducir 220 kilómetros hasta Bohinj. Iberia vuela directo desde varios puntos de España.

Sea como sea, tenéis multitud de opciones de llegar y si alguno sabe otra diferente puede dejarlo escrito en los comentarios para compartirlo con todos 🙂

Coche

Nosotros llegamos al Lago Bohinj en coche desde Viena. El viaje que hicimos fue prácticamente el mismo que cuando fuimos a Bled, aunque yo creo que esta vez pillamos más tramos de autopista.

La duración del viaje ronda las 4 horas dependiendo del tráfico, aunque hay que decir que en la frontera nunca nos hemos tenido que parar. Por el camino se van pasando algunos pueblecitos bastante pintorescos, incluido Bled.

Sin embargo, la opción más frecuente es conducir desde Ljubljana, la capital de Eslovenia, que se encuentra a tan solo 71 kilómetros del lago Bohinj, aunque el tráfico suele ser muy concurrido en temporada alta por lo que os recomendamos madrugar.

En Eslovenia no existen los peajes como en España, sino que todos los vehículos deben contar con una pegatina, llamada “vinjeta” en esloveno. Esta pegatina podéis conseguirla en cualquier gasolinera o quiosco, o incluso en la misma frontera si venís desde otro país. El precio de la pegatina semanal es de 15€, 30€ para la mensual y 110€ la anual.

Excursión organizada

Si no queréis complicaros la vida, podéis contratar una excursión organizada para visitar el Lago Bohinj y el Lago Bled en un día desde Liubliana o hacer la excursión al Parque Nacional de Triglav y Valle de Soca en un día. Es la opción más cómoda ya que incluye los desplazamientos en autobús y guías en español.

Autobús

Para ir en autobús hasta el Lago Bohinj, la mejor opción es salir desde Ljubljana. El autobús que va directo sale cada hora desde la Estación de Autobuses de Ljubljana y tarda unas dos horas (hace muchas paradas).

Si os decantáis por esta opción tenéis que bajaros en la parada de “Bohinjsko jezero” (que traducido significa Lago Bohinj). El precio de ida y vuelta no llega a 20€ pero si queréis consultar más información sobre los horarios y precios podéis visitar este enlace.

Una de las paradas que hace este autobús es en el Lago de Bled, por lo que si queréis visitar los dos lagos el mismo día tan solo tenéis que buscar los horarios del autobús que enlaza Ljubljana – Bled – Bohinj y hacer el itinerario a vuestro gusto.

Ojo: no os fiéis porque no todos los autobuses que van a Bled luego siguen luego hasta Bohinj.

Tren

Para llegar al lago Bohinj no os recomendamos coger el tren. Sin embargo, si por lo que sea decidís hacerlo, la estación más cercana es la de Bohinjska Bistrica, que se encuentra a unos 12 kilómetros del lago.

Tren de Coches

Por último, otra opción que suele gustar mucho pero que nosotros no hemos probado es la de montar el coche en un “tren de coches”. Tan solo tendrás que subir con tu coche al vagón que te corresponda y disfrutar de un paisaje de cuento desde tu asiento.

En el pueblo de Nova Gorica se puede coger este famoso tren de coches que te llevará hasta Bohinjska Bistrica. También se puede hacer el recorrido a la inversa, pero la primera opción es la más común. El tren también hace parada en Most na Soči y Podbrdo.

La duración del trayecto es de dos horas y el precio es de 14€ por subir el coche con conductor y habrá que añadirle 3€ por cada acompañante. El billete se compra allí mismo, pero por experiencias de otros blogueros os recomendamos ir bastante antes de que salga porque no hay mucho espacio, especialmente si van camiones.

Si queréis más información sobre horarios y precios podéis consultar este enlace.

Seguro de Viajes

No os olvidéis de contratar vuestro seguro de viajes Mondo con nuestro 5% de descuento para viajar con total tranquilidad.

descuento seguro viajes

¿Dónde dormir en el Lago Bohinj?

Para visitar el Lago Bohinj escogimos un fin de semana en el que se anunciaban lluvias prácticamente durante todo el día, así que decidimos buscar un hotel que tuviese actividades donde poder estar a cubierto si el tiempo nos fastidiaba los planes.

Así fue como encontramos el Bohinj Eco Hotel, un bonito resort ecológico ubicado en mitad de los Alpes Julianos que nos llamó la atención por su Aquapark interior, la opción perfecta si nos llovía todo el día.

Imagen de la galería de este alojamiento

Fuente: Booking.com

El hotel era bastante familiar y es una buena opción si viajáis a Eslovenia con niños ya que tenía muchas actividades incluyendo bolera y mesas de ping-pong.

Imagen de la galería de este alojamiento

Fuente: Booking.com

Nosotros desayunábamos y cenábamos allí, y a pesar de que el buffet no nos pareció muy variado para ser un hotel de 4 estrellas, sí que lo recomendaríamos porque estaba todo bastante bueno y tampoco es que hubiese mucha oferta de restaurantes por la zona.

Lo malo es que se encontraba a 10 kilómetros del Lago Bohinj y teníamos que ir con el coche sí o sí. Eso implica buscar aparcamiento en los alrededores del lago y, por supuesto, como en toda Eslovenia, pagar una buena cantidad de dinero por aparcar un rato.

Si queréis otro tipo de viaje diferente, os recomendamos que busquéis en Airbnb alojamientos en granjas por la zona porque hemos leído en algunos blogs que es una experiencia increíble para vivir como los propios locales.

¿Dónde aparcar en el Lago Bohinj?

Aparcar en Bohinj es igual de caro que en el resto de Eslovenia. Para aparcar en la cascada Savica tendrás que pagar. Para aparcar en los alrededores del lago tendrás que pagar. El único sitio donde no tuvimos que pagar fue en el Teleférico de Vogel (que ya pagas bastante por montarte). Entre unos sitios y otros calculamos que nos gastamos 10€ en aparcamiento ese día.

Las caravanas pueden pasar la noche solo en las áreas de estacionamiento designadas en la zona que son la estación de ferrocarril en Bohinjska Bistrica y Senožeti en Srednja vas y en los campings de Danica y Zlatorog.

Para aparcar en el Lago Bohinj con el coche tendréis que buscar las áreas permitidas para el aparcamiento. Para ello, nosotros nos ayudamos buscando por “parkings” en Google Maps y ya te van apareciendo todas las zonas donde está permitido.

Aún así si queréis información más detallada sobre horarios, precios, ubicaciones para aparcar en el Lago Bohinj también podéis visitar este enlace.

¿Qué hacer en el Lago Bohinj?

Nuestra idea era levantarnos muy temprano para llegar los primeros al Teleférico de Vogel ya que sospechábamos que al ser la atracción más turística podría haber bastante gente y no queríamos estar haciendo colas.

Sin embargo, y como ya es habitual en todos nuestros viajes, amanecimos con lluvia y niebla, así que como no queríamos gastarnos el dinero y no ver nada decidimos resignarnos a desayunar con calma e invertir los planes, empezando por la Cascada Savica.

Cascada Savica

Para llegar a la Cascada Savica desde el Lago Bohinj podéis ir andando (aproximadamente 1 hora y media), en autobús o en coche que es lo más común.

El autobús que va desde el Lago Bohinj hasta la Cascada Savica solo funciona en los meses de verano. El trayecto dura menos de 10 minutos y su precio es de 1,30€ por trayecto. La frecuencia varía entre cada dos horas más o menos pero podéis consultar los horarios en este enlace.

Nosotros optamos por subir en coche y no tardamos ni 10 minutos en llegar. El camino está muy bien señalizado hasta el parking y si tenéis dudas para llegar solo tenéis que buscar el refugio Koča pri Savici en Google Maps. El aparcamiento es al aire libre y cuando nosotros llegamos ya estaba hasta arriba de coches.

Vimos a varios turistas intentar dejar el coche en la carretera fuera del parking del refugio y, aunque nosotros también dudamos por un momento (porque ya sabíamos que el precio de los parking eslovenos es bastante caro), una familia con pinta de ser locales nos recomendaron que no lo hiciéramos porque pasaban multando a menudo y al final nos convencieron.

En total por el parking pagamos 4€ y por la entrada a la cascada 2,5€ cada uno (si no recuerdo mal creo que enseñamos el carnet de estudiante).

La subida a la cascada se hace mediante un camino de escalones y según vuestra forma física puede resultar un poco pesado. Tampoco os asustéis demasiado porque vimos a niños y gente mayor subiendo sin problema así que con que no se os olvide el agua debería ser suficiente. Aproximadamente tardamos una media hora en subir.

Escaleras-cascada-savica

El paseo para subir, a pesar de los escalones, es muy bonito y el Lago Bohinj se va dejando ver cada vez más a medida que vas subiendo.

Vistas-Lago-Bohinj

La cascada en sí es una maravilla, pero no nos gustó mucho la forma de disfrutarla que tienen preparada. Al final de la escalera llegas a una caseta desde la cual se pueden apreciar unas bonitas vistas del Lago Bohinj. Sin embargo, para poder ver la Cascada Savica completa, hay que bajar unos pocos escalones en un espacio muy reducido y estrecho.

La cascada está protegida con una verja para que a nadie se le ocurra acercarse, así que para poder asomarte o hacerte la típica foto tendrás que ponerte a la cola para poder llegar abajo del todo y tratar de sacar la cámara a través de la verja. Además, la gracia también es que mientras te haces la foto tendrás una cola de turistas impacientes observándote mientras posas.

Sabemos que los sitios turísticos son así, pero no hace mucha gracia subir 500 escalones para encontrarte un espacio tan pequeño y tan abarrotado de gente. Nosotros al final decidimos esperar bastante rato y tuvimos suerte de encontrar un momento en que la escalera se despejó y pudimos disfrutar un rato de las vistas de la cascada sin agobios.

La cascada más grande tiene una caída de 75 metros, y a su lado hay otra más pequeña de unos 25 metros. Siendo sinceros merece la pena esperar para asomarse porque es realmente espectacular.

Cascada-Savica

Por supuesto, esta es nuestra experiencia viajando a Eslovenia en un fin de semana de agosto, pero por los blogs hemos leído que mucha gente ha estado en otras épocas y han disfrutado solos de la cascada así que dependiendo de la época y la ruta que tengáis pensada tendréis que valorar si os merece la pena intentarlo o no.

Una vez disfrutada la cascada tocará deshacer el camino andado y bajar los 500 escalones de nuevo hasta llegar al aparcamiento.

Teleférico Vogel

Una vez terminada la visita a la Cascada Savica, tocaba el turno de llegar al Teleférico que sube al Vogel Ski Centre. El cielo se había despejado así que decidimos darnos prisa por si el resto de gente había pensado igual que nosotros y nos encontrábamos todos allí de nuevo.

Afortunadamente, cuando llegamos al Teleférico de Vogel no había nadie y nos pusimos los primeros, aunque tampoco es que se formase una gran cola después y toda la gente que fue llegando pudo entrar en nuestro mismo vagón.

Teleferico-Vogoel

El teleférico sale cada media hora, a las horas en punto y a las y media tanto para subir como para bajar, desde las 07:30 de la mañana hasta las 19:00 de la tarde.

El teleférico, que fue construido en el año 2001, sube a una altura de más de 1.500 metros hasta la estación de esquí de Vogel, en pleno Parque Nacional del Triglav.

El problema que vemos es que el precio del teleférico es de 20€ cada uno, lo cual nos pareció excesivo, aunque nosotros ya íbamos prevenidos. Si merece la pena o no tendréis que valorarlo vosotros mismos, pero lo único que os podemos decir nosotros es que las vistas desde arriba son realmente increíbles.

Ya desde el teleférico el Lago Bohinj se deja ver prácticamente completo custodiado por las imponentes montañas de los Alpes Julianos. Eso sí, llevaros algo de chaqueta porque la diferencia de temperatura también se nota cuando te bajas.

Vistas-Vogel

Una vez arriba lo primero que os encontraréis será un restaurante, un bar y una tienda de souvenirs. La terraza del bar tiene unas de las mejores vistas del lago.

Desde la Estación salen multitudes de rutas de senderismo para todos los gustos. Si no vais con intención de hacer ruta como nos pasaba a nosotros os recomendamos que sigáis las señales del telesilla.

Vogel-Ski-Centre-Eslovenia Aquí podéis ver un mapa con todos los senderos. Nosotros fuimos hasta el punto 4 que está en amarillo y volvimos, pero como véis tenéis muchas opciones.

Resultado de imagen de mapa vogel ski centre

Fuente: Vogel.si

El telesilla, que da soporte a la estación de esquí en invierno, está en funcionamiento también en verano de forma gratuita. El paseo en telesilla es precioso y podrás llegar hasta ‘Orlove Glave’.

Telesilla-Vogel-Ski

Lo primero que verás cuando te bajes será una cruz. Os recomendamos subir hasta ella porque las vistas desde allí son impresionantes. El camino no está muy preparado pero como mucho se tarda 5 minutos en subirlo sin problema. Además, también hay un restaurante donde podréis comer o tomar algo.

Parque-Triglav-Eslovenia

Una vez disfrutadas las vistas podéis hacer una ruta andando de una media hora para volver hasta la Estación de ski, o volver a montaros de nuevo en el telesilla. A nosotros nos gustó la experiencia del telesilla y a la vuelta tenéis las mejores vistas de frente.

Telesilla-Vogel

Cuando llegamos a la estación nos paramos en el bar a tomar algo y disfrutar de las vistas y volvimos a coger el teleférico para bajar.

Lago Bohinj

El Lago Bohinj es ideal para cualquier tipo de viajeros. Alrededor del lago hay multitud de rutas para los amantes del senderismo o la bicicleta

Para los amantes del agua hay multitud de actividades que se pueden disfrutar como el piragüismo, el paddle surf o simplemente buscar alguno de los barcos que dan paseos por el lago para disfrutar de las vistas.

Cuando nosotros llegamos hacía bastante calor, así que optamos por dejar las cosas y bañarnos.

Bañarse en el Lago Bohinj es una experiencia increíble. El agua es de un color azul turquesa impresionante que nada envidia a las playas del caribe, y las vistas de las montañas son increíbles.

Bañarse-Lago-Bohinj

Además, no tendrás que adentrarte mucho para encontrarte alguno de los tantos bancos de peces que se mueven por el lago.

Nosotros no tuvimos que hacer mucho esfuerzo para encontrar una zona de playa, ya que al ser verano se veía de sobra dónde se estaba bañando la gente.

En realidad está permitido bañarse en cualquier parte del lago, pero hay zonas de playa bien preparadas para ello y la mayoría están al lado de la carretera por lo que las iréis viendo cuando lleguéis.

Si queréis un punto de referencia, nosotros estuvimos en la playa que tiene la famosa estatua de la cabra con cuernos dorados (Zlatorog), que hace referencia a una antigua leyenda de Eslovenia. Los cuernos dorados de la cabra representaban el camino hacia la fortuna.

Cabra-Lago-Bohinj

Cuando íbamos por la carretera, pasamos por la estatua y quisimos pararnos para hacerle fotos. Cuando vimos que en la misma playa había gente pero sin llegar a ser agobiante decidimos quedarnos allí.

AquaPark Eco Hotel

Cuando nos aburrimos de bañarnos en el lago decidimos volver al hotel para disfrutar de las piscinas y el AquaPark.

El AquaPark tiene toboganes, jacuzzi, etc. Pero de las cosas que más nos gustó fue la zona de escalada en la piscina.

Los clientes del hotel también tenían acceso gratuito a la sauna y con un cargo extra se podía acceder a una piscina cubierta con unas vistas impresionantes, pero nosotros no llegamos a entrar.

También podría gustarte...

Sin comentarios

    Dejar una Respuesta