Destinos Eslovenia

¿Qué ver en Eslovenia? El desfiladero de Vintgar Gorge

Nuestra visita a ‘Vintgar Gorge’ no estaba entre los planes cuando planteamos el itinerario de nuestro roadtrip por Eslovenia y Croacia.

Sin embargo, después de la sorpresa que nos llevamos en nuestra visita al lago de Bled, decidimos retrasar un poco nuestra llegada a Croacia y hacer una parada para conocer de cerca este fenómeno geólogico.

El desfiladero de ‘Vintgar Gorge’ se encuentra situado a tan solo 4 kilómetros de Bled y hacer la ruta de senderismo que tienen preparada es para nosotros una de las visitas más espectaculares que tiene Eslovenia.

¿Cómo llegar a Vintgar Gorge?

La mejor opción para visitar Vintgar Gorge es llegar en coche desde Bled. Aunque se encuentra un poco escondido, el camino está señalado con carteles de madera, pero el nombre que luce en ellos es el de ‘Blejski Vintgar’ como es conocido el desfiladero localmente. Nosotros lo pusimos en Google Maps y llegamos en 10 minutos sin ningún problema. Eso sí, por una carretera de doble sentido, bastante estrecha y llena de curvas.

Alquiler de Coche
Si pensáis alquilar un coche, os recomendamos buscarlo por Rentalcars ya que te compara todos los precios de las compañías más conocidas y al ser parte de Booking ofrece bastantes garantías y opciones de cancelación.

El recorrido tiene dos entradas posibles. La más frecuente es la que está más cercana a Bled y es la que está señalizada por la carretera. Se trata de la parte más alta, por lo que el recorrido primero lo haces en descenso, para rehacerlo luego de nuevo en ascenso. En ambas entradas hay tanto puestos para comprar bebidas como baños públicos disponibles, aunque restaurantes y puestos de comida solo vimos en la entrada de camino al parking.

Información sobre la visita

El parking es gratis, aunque para entrar al recorrido hay que pagar 5€ por la entrada de adultos o 4€ si tenéis el carnet de estudiante como nosotros. En algunas informaciones hemos leído que este pago es voluntario y que se solicita para contribuir con el mantenimiento del lugar. Cuando nosotros llegamos a la caseta de madera donde se venden las entradas, todo el mundo estaba haciendo cola y no vimos a nadie entrar sin pagar, así que no podemos confirmar que sea cierto.

La visita solo es posible entre los meses de abril y octubre, en horario de 08:00 a 19:00. Os recomendamos madrugar si queréis hacer el recorrido a vuestro ritmo. Nosotros fuimos un domingo pero llegamos de los primeros, por lo que para el camino de ida no tuvimos problemas y pudimos entretenernos el tiempo que quisimos en hacer fotos. Sin embargo, la vuelta resultó más agobiante, y en todos los puentes o tramos donde el camino se estrechaba nos tocaba esperar a que los de delante avanzasen o dejar pasar a la multitud de gente que había madrugado un poco menos y venían en dirección contraria.

Consejo
No os olvidéis de calzaros unas buenas zapatillas de trekking porque en ocasiones el suelo resulta bastante resbaladizo.

Además de un buen calzado, a nosotros no nos sobraron las sudaderas, a pesar de que era julio. Las enormes paredes de piedra que custodian el recorrido, llegan a alcanzar los 100 metros de altura por lo que no dejan pasar mucho el sol.

Recorrido por Vintgar Gorge

El recorrido por el desfiladero de Vintgar Gorge se lleva a cabo a través de pasarelas y puentes de madera muy bien habilitadas y asequibles para todas las edades, excepto sillas de ruedas ya que cuenta con tramos de escaleras que no están preparados. El recorrido es de 1,6 kilómetros.

Desfiladero-Bled

Los caminos de madera suspendidos sobre el río se van alternando con los de tierra y piedra. Todo el sendero va custodiado por las paredes verticales que forman el desfiladero y que alcanzan entre los 50 y los 100 metros de altura.

En la primera parte del recorrido, el agua desciende rápido y haciendo mucho ruido, chocando contra las rocas y cayendo en pequeñas pozas. En la segunda parte el agua va más despacio, pareciendo que llegas al final, pero enseguida vuelve a acelerarse y a sentirse el estruendo de los rápidos para culminar con el estruendo de la caída del agua en la cascada.

Blejski-Vintgar

Además del increíble espectáculo natural también se pueden encontrar dos espacios artificiales creados por el hombre. El primero, es un puente de piedra con un solo arco, que cruza la garganta a 33 metros de altura para dejar pasar el ferrocarril hasta Bohinj. El segundo es una presa que dirige el agua a la planta hidroeléctrica situada bajo la cascada Šum.

Vintgar-Gorge

Una vez se alcance la cascada, habrá que deshacer de nuevo el camino. En total nosotros tardamos 2 horas, pero nos entretuvimos bastante haciendo fotos y la gente nos ralentizó bastante la vuelta.

Cascada Šum, la más alta de Eslovenia

Puentes, senderos y pasajes estrechos conducen hasta el final de la garganta que desemboca en la cascada Šum, que con sus 16 metros se trata de la cascada fluvial más alta del país.

Para ver la cascada desde la base, cuando lleguéis al final del recorrido, os encontraréis con una caseta de madera, que es la otra entrada del recorrido. Aunque está señalizada con carteles, si bordeas la caseta os encontraréis con una escalera de bajada. Al final de la escalera hay un puente, que si lo cruzáis llegaréis al mirador desde el que observaréis las mejores vistas de la cascada y, por supuesto, la mejor foto.

Garganta-Gorje

No sé si la gente no leía los carteles o le daba pereza bajar las escaleras porque nosotros estuvimos bastante rato en el mirador y la verdad que no pasó mucha gente por allí.

Origen de Vintgar Gorge

Durante la última edad de hielo, los movimientos glaciales forzaron las cristalinas aguas del río Radovna hacia el noreste, donde fue capaz de abrirse paso lentamente a través del terreno de piedra caliza de las colinas de Hom y Boršt.

La garganta fue descubierta en 1981 por el Sr. Benedikt Lergetporer, cartógrafo y fotógrafo de Bled y el alcalde de Gorge en aquel momento, el Sr. Jakob Žumer. Su descubrimiento fue accidental y se produjo cuando el nivel del agua del río Radovna era muy bajo.

Tras su descubrimiento se reconoció enseguida la belleza natural de aquel lugar y se comenzó a trabajar en la construcción de la pasarela de madera para abrirlo al público dos años después, el 26 de agosto de 1983. La pasarela de madera ha sido renovada en diferentes ocasiones, pero aún conserva parte de su aspecto original.

Bled



También podría gustarte...

1 Comentario

  • Reply
    Patricia Ortiz
    agosto 28, 2018 at 9:40 am

    Increible!!

Dejar una Respuesta